Un libro con muchos temas

   En opinión de Bardenhewer, las catequesis de Cirilo
de Jerusalén constituyen «uno de los documentos más
preciosos de la antigüedad cristiana». Es tan valioso
y relevante el patrimonio catequético de San Cirilo
que el Papa León XIII le otorgó en 1882 el título de
«Doctor de la Iglesia»; concesión que respondía a
estas catequesis, pues prácticamente es lo único que
se conserva de este obispo del siglo IV.
   Existían traducciones en castellano pero eran
parciales, o estaban agotadas, o traducían el latín
del Migne, u omitían las citas de la Sagrada
Escritura. Ésta traduce del griego, con el texto
íntegro – sin mutilar los estimables datos históricos
que aporta – y contrastando las referencias bíblicas
del Antiguo Testamento con la versión de los Setenta,
la que usó Cirilo; busca ofrecer la obra del autor.
La herencia monumental de Cirilo se compone de 24
catequesis predicadas en Jerusalén el año 348. 19 son
doctrinales, y exponen durante la cuaresma la fe
cristiana – el Símbolo – a los catecúmenos que se
preparaban para recibir el bautismo en la vigilia
pascual. Las últimas se predican la semana de Pascua
– ya eran cristianos – para explicarles los misterios o
sacramentos que habían recibido: bautismo,
confirmación y Eucaristía; se las conoce como
mistagógicas o de introducción a los misterios. Con
estilo sencillo y claro que conviene a la catequesis,
va el obispo iluminando con la luz de la doctrina a
los que – ayunos de formación – venían del paganismo o
judaísmo, y necesitaban conocer la fe que iban a
abrazar al entrar en la Iglesia mediante el bautismo.
   Puede suceder que las catequesis se citan, pero se
conocen poco, y el tesoro de doctrina permanece
oculto. ¡Y son modelo de trabajo pastoral! Destaca la
doctrina segura brillantemente expuesta, y la piedad y
entusiasmo que transmiten para vivir el compromiso de
fe que nace del hecho radical del bautismo. A los
simples fieles les emocionará conocer que su fe es la
de los cristianos de Jerusalén de hace dieciséis
siglos, la misma que predicó Jesús en aquellos parajes
que los pies de Dios hicieron caminos divinos, tierra
santa.
   San Cirilo de Jerusalén, Catequesis (Perruca), Teruel
1995, pp. 358. Traducción, introducción y notas de
Jesús Sancho.
El autor es doctor en Teología y ha sido profesor durante 20 años de Teología de los Sacramentos en la Universidad de Navarra.
Este libro puede ser muy eficaz para la preparación de las clases de Religión y catequesis por la gran
cantidad de temas que estudia y por su profundidad.

El precio del ejemplar es de 12 euros, más gastos de envío y se servirá contra reembolso.

Para adquirirlo completar este correo electrónico, pulsando AQUÍ

Otros temas relacionados:
Hombre de fe o de razón 
Para forjar el carácter de los chicos hay que enseñar virtudes 
Otros artículos sobre RELIGIÓN 
Enviar a un amigo

Anuncios