11.gif

  Alfred Tomatis, médico, otorrinolaringólogo, foniatra y cirujano, es universalmente conocido por sus facetas de investigador, teórico e inventor. Sus descubrimientos sobre el oído humano y la creación de un método terapéutico fruto de más de 40 años de investigación, tienen ahora el reconocimiento mundial, aunque también ha provocado críticas y controversias. Sus investigaciones, reconocidas por la Academia de Ciencias Médicas de París desde 1957, han constatado las relaciones entre el oído y la voz, la escucha, el lenguaje y la comunicación.   Uno de los planteamientos básicos de Alfred Tomatis fue la distinción entre oír y escuchar, definiendo la escucha como un proceso activo de la voluntad de atender que permite un análisis rápido y preciso de los sonidos que se oyen, mientras que el hecho de oír queda definido como un proceso pasivo en el que simplemente se percibe el sonido. Es necesaria la integración de lo que oímos y escuchamos para lograr una buena comunicación. Según Tomatis, podemos aprender a escuchar, y en base a este principio elaboró una pedagogía de la escucha que trabaja con música de Mozart, Gregoriano o la propia voz de la madre.

   Otro descubrimiento importante que realizó el Dr. Tomatis, fue darse cuenta que el oído es el primer órgano sensorial que se constituye plenamente a lo largo del desarrollo del feto. El sonido es un estímulo que nos acompaña durante toda la vida ya que desde los 4 meses y medio de gestación ya empezamos a oír en el medio acuático. El universo uterino tiene una gran riqueza sonora. Entre los sonidos rítmicos de la respiración, del pulso cardíaco y de la digestión, destaca la voz de la madre que resuena a través de la columna vertebral y la pelvis.

   En el claustro materno se inicia la organización de la futura comunicación del individuo con su entorno, su deseo de vivir, su desarrollo psico-emocional. En consecuencia, las condiciones psicológicas del embarazo son muy importantes. Por esta razón, en los casos donde se observa que el embarazo pudo ser conflictivo y que el niño no pudo establecer correctamente la relación con su madre, se realiza un tratamiento con la voz de la madre y a veces también con su participación activa en el tratamiento. Más tarde, cuando se restablece la comunicación afectiva con la madre se pide también la participación del padre, ya que es una figura fundamental para ayudar al niño a consolidar su lenguaje social.

   El método Tomatis ha ayudado a muchos niños con problemas de:
   Procesamiento auditivo (otitis, cera).
   Dificultades del habla.
   Dislexia (lectura-escritura).
   Dificultades de aprendizaje.
   Déficit de atención y concentración.
   Dificultades motoras y de integración sensorial (hiperactivos, hiperquinéticos, hipotónicos, etc.).
   Integración de la música.
   Problemas afectivos (celos, pesadillas, adaptación escolar…).
   Problemas psicosomáticos.
   Retraso madurativo.

   Como podemos observar, el Método abarca un amplio campo de aplicación en el aspecto psicopedagógico, orientado especialmente al aprendizaje escolar, al de la música, a la integración de lenguas y al ámbito de la comunicación.

   En definitiva, el Método Tomatis no cambia al niño, no lo hace más inteligente o más tranquilo, sino que actúa de manera que le permite aprovechar todas sus posibilidades de inteligencia, memoria, atención, etc. que por algún motivo estaban bloqueadas.

   Cuando el niño no escucha tampoco integra el lenguaje. Es como si viviera en un país extranjero sin conocimiento del idioma pero con la necesidad de comunicación. Tiene que hacer grandes esfuerzos, muchas veces inútiles o como mínimo muy arduos, para poder comprender y descodificar el mensaje que se le transmite. Esto le provoca mucho cansancio y estrés, así como el deseo de desconectar con la dificultad que implica para él el seguimiento de, por ejemplo, las clases del colegio.

   Las dificultades a las que se enfrentan estos alumnos diariamente son muchas, tanto las que tienen que ver con la expresión oral como con la expresión escrita, ya que las letras son sonidos que se reproducen gráficamente. A medida que se multiplican los intentos de corrección por parte de los padres y profesores, el cansancio, la frustración, y el sentimiento de fracaso van aumentando y acaban por llevar al alumno a una desmotivación total hacia el aprendizaje en general.

   Es entonces cuando aparecen las dificultades para mantener la atención y, por lo tanto, para memorizar o mecanizar aprendizajes. Si además existen anomalías en la percepción de ciertas frecuencias o sonidos, el desarrollo del lenguaje y de la relación del niño con el mundo exterior puede verse todavía más perjudicado.

   El método audio-psico-fonológico o Método Tomatis aborda los problemas de integración escolar, enseñando al niño a escuchar y ayudándole a reencontrar la confianza en sí mismo y en sus propias posibilidades. El Método Tomatis trabaja con sonidos de diferentes frecuencias para desbloquear y potenciar las capacidades del niño. Este tipo de terapia permite llegar directamente a la raíz de las dificultades de cada niño y superar los retrasos del habla que posteriormente podrían ocasionar otras dificultades en el aprendizaje, dificultades que tanto se pueden detectarse en preescolar, primaria, secundaria, bachillerato y a nivel universitario.

   La aplicación de este método tiene resultados muy positivos en niños con dificultades de comunicación, lenguaje, falta de motivación ante el aprendizaje, dificultades o trastornos motores, aunque para ciertas problemáticas es necesario el trabajo con otros profesionales como logopedas, optometristas, psicólogos, etc.

   En todos los casos, la implicación de los padres es necesaria y obligada, pues aunque el niño consiga abrirse al mundo de la comunicación y el lenguaje, si el mundo que le rodea y su familia en particular se encuentra cerrada y no le permite la entrada, el niño volverá a cerrarse y será aún más difícil que quiera abrirse al mundo otra vez.

   Los centros de audio-psico-fonología atienden a muchos niños con dificultades escolares, pues todos sabemos que un elevado número de alumnos y de familias se encuentran afectados por esta problemática, y padres, profesores y alumnos no dejan de expresar su inquietud y de manifestar su incomprensión ante las dificultades que presentan algunos chicos o chicas durante el proceso de enseñanza-aprendizaje.
   Equipo de trabajo de técnicas en el Método Tomatis.- Ver: www.tomatis.cl/
   Con la autorización de: www.solohijos.com

Otros temas relacionados:
De la reflexión a la acción 
Los problemas del aula nacen fuera de ella 
Otros artículos sobre la CIENCIA 
<font size="2" color="#cc0066"
El Método Tomatis – oficial – version española

face=”Verdana”>Enviar a un amigo

Anuncios