4.gif

   ¿Cuánto tiempo de vida le quedan en televisión a los contenidos basura? ¿Cómo será la TV en el futuro? ¿Apostará el nuevo Gobierno por conseguir una televisión educativa de calidad? Las expectativas de padres, profesores y de telespectadores en general, así como de los profesionales del medio, son muy elevadas.

   Entretener, formar, informar… La televisión parece el medio ideal para llegar en la actualidad a la totalidad de hogares españoles y, por ende, a bebés, a niños y mayores, a ricos y pobres, a jóvenes y ancianos, a escolares… Desde ese punto de vista, la TV parece el medio ideal para complementar a la enseñanza escolar en la formación integral como personas.

   La TV incide sustancialmente en la socialización de la infancia y de nada sirve el trabajo de padres, educadores y profesores cuando luego, los valores que se transmiten por la TV, implican contenidos de riesgo. Según el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), los contenidos de riesgo, (que incluirían aquellos contenidos violentos, sexistas, racistas, pornográficos, los que incitan al consumo, los que atentan contra el respeto a los otros, los que violan el derecho al honor, la intimidad y la privacidad de las personas, etc.), esconden un peligro potencial que puede derivar en consecuencias directas en los comportamientos individuales, puesto que, a la larga, pueden ser incluso perjudiciales para la sociedad y la cultura en general.

   Mucho tiempo con la tele

   Pero para evitar los efectos nocivos que puede acarrear el estar mucho tiempo al frente del televisor los expertos coinciden en señalar que no hay que demonizar al aparato en sí, ni sus contenidos por muy mejorables que sean. La solución vendría más bien por seguir el refrán de “si no puedes con tu enemigo, al menos, únete a él”.

   En este sentido, el Libro Blanco: La Educación en el entorno audiovisual, del consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), constata que algunos niños y niñas dedican más tiempo a la televisión que a la escuela (contando con el tiempo de estudio). En concreto, los niños de entre 4 y 12 años destinan al año 990 horas a la TV y 960 a la escuela.

   Pero aún hay más, los autores de este Libro Blanco destacan que “el consumo infantil o adolescente de TV es extenso en el tiempo, continuo e intenso”. Es más, “el consumo de TV es de unas 19 horas semanales aproximadamente, mientras el tiempo dedicado a las videoconsolas en la adolescencia puede llegar a las cinco horas por semana, sobre todo en el caso de los chicos. Si a ello sumamos luego el uso del ordenador, casi mayoritariamente usado para los juegos, se puede hablar de un consumo audiovisual en el hogar de casi 30 horas semanales”.

   El Consejo Audiovisual de Cataluña destaca además dos factores que influyen en el consumo de TV. Así, “la televisión es más influyente en niños y niñas de familias con menos recursos y menos posibilidades para desarrollar otras actividades alternativas a la de mirar la TV”, señalan.

   Pero, ¿son tan malos los contenidos de la TV? Para responder a esta cuestión es necesario tener en cuenta, sobre todo que, una vez analizados los hábitos de consumo, la realidad es que los menores y adolescentes miran la programación sobre todo a partir de las 22 horas, es decir, fuera del horario protegido. Según los datos del CAC, “las franjas de mayor consumo entre niños de 4 a 12 años son las denominadas de prime time o máxima audiencia, es decir, las que transcurren entre las 21 y las 24 horas”, señalan.

   De hecho, series como C.S.I., Ana y los 7, Paco y Veva, Pares y Nines, Aquí no hay quien viva, El Comisario, Siete vidas o incluso Crónicas Marcianas que, por lenguaje, contenidos y temática no son los programas más recomendables para los menores de edad, se encuentran entre los 10 programas de la TV más vistos por los niños.

   Entre ellos Ana, de 13 años, por ejemplo, y David, de 10. Dos hermanos que además de los dibujos y cenan con la televisión puesta y aprovechan entre las 9 y las 11 para ver sus programas favoritos. Como ellos, sus compañeros de clase, sus primos y otros amigos, cuentan entre sus temas de conversación, comentarios y juegos con lo que han visto por la tele la noche o el día anterior.

   Y claro, los programadores, sin duda, tienen muy en cuenta este dato al diseñar los contenidos de las cadenas de TV, y no se olvidan de introducir, dentro de los espacios que emiten, algunos elementos especialmente dirigidos a niños y niñas; rodeados, eso sí, del tipo de mensajes que también empaquetan para los adultos. Los expertos han llamado a este fenómeno “infantilización de la programación”.

   Apoyo a la familia

   En cuanto a las familias, principal responsable en el consumo infantil de televisión, el CAC insiste en que “sólo podrán asumirla con su esfuerzo continuado por tener toda la información sobre los contenidos televisivos, junto a una estrecha vigilancia sobre los contenidos que se emiten en las franjas horarias infantiles.

   Merchandising con niños

   Pero hay otro aspecto a tener en cuenta a la hora de hablar de menores, televisión y Educación. Es su vinculación con los intereses del mercado. Los más pequeños son, para la industria mediática, un objetivo publicitario, un factor decisivo en el consumo adulto y un elemento para la fidelización.

   Los medios de comunicación utilizan estos factores como estrategia para orquestar campañas multimedia y operaciones de merchandising, de consumo, así como para fomentar las actitudes transgresoras, atractivas y fáciles de imitar por los niños sin que nadie haga nada por evitarlo.

   Escasa oferta

   Esto, junto a la escasa oferta de producción audiovisual y programación específica para el público infantil llevan extraer conclusiones que sitúan a España muy por debajo de los países de nuestro entorno en cuanto a atención y producción audiovisual para los menores así como programación de apoyo para los centros educativos.

   Pero las cosas parecen ir a mejor. El compromiso de los responsables de programación de distintas cadenas de mejorar los contenidos junto con las expectativas creadas por las promesas electorales del PSOE, que se ha comprometido a acabar con los contenidos basura en TV, podrían implicar una mejora de la TV.

   El PSOE propone un nuevo modelo de TV

   El equipo de Rodríguez Zapatero propuso en su programa electoral crear un modelo de TV pública educativa para la cultura en España. El presidente del gobierno electo apuesta para lograrlo con medidas como:
—Creación de un departamento de contenidos culturales, educativos e infantiles con competencias de producción, programación, investigación e innovación en este campo y con carácter estable.
—Fijación de un presupuesto preciso y suficiente para el desarrollo de las actividades de la TEC en el marco de RTVE.
—Fijación de un presupuesto determinado de producción audiovisual educativa.
—Constitución de “La 2” (segunda cadena) como un canal educativo-cultural.
—Creación de un canal digital infantil y otro juvenil.
—Creación de un canal de servicios multimedia (incluyendo TV interactiva) de servicios educativos.
—Replanteamiento de los diferentes canales temáticos existentes. Como actuación prioritaria, cargada de fuerza simbólica, se propone la eliminación de los contenidos basura de la programación televisiva. El Estado también debe velar porque los propios programas culturales, especialmente los financiados por lo medios públicos, respondan a las exigencias de calidad, pluralismo, diversidad, creatividad e identidad, procurando su adaptación y diversificación a los intereses de las distintas comunidades culturales y sociales de nuestro país.

   Por otra parte, el nuevo Ministerio para la Cultura y la Comunicación tratará de situar a los ciudadanos en el centro de atención del desarrollo cultural a través de medidas como la creación del Consejo Ciudadano de las Culturas, constituido por representantes de la ciudadanía o el impulso a la participación de Foros Ciudadanos en los Medios de Comunicación de titularidad pública.
   Marta SERRANO. mserrano@magisnet.com                 
   Con la autorización de: http://www.magisnet.com
——
   Las películas para todos los públicos tienen más éxito

   El sexo no es un reclamo comercial tan seguro como se cree
14/04/2004.-

   El 63% de las películas que más dinero han ganado entre 2001 y 2003 tenían “planteamientos positivos”, afirma la Christian Film & Television Commission en un informe publicado en la revista Movieguide (www.movieguide.org). El estudio confirma lo dicho en 1992 por Michael Medved en su libro Hollywood versus America (cfr. servicio 167/92) y por los economistas Arthur De Vany y David Walls en 2000 (cfr. servicio 129/00). Entre 2001 y 2003, películas de argumentos positivos –como Buscando a Nemo, El Señor de los Anillos, Spider-Man o Evelyn– ganaron en los Estados Unidos entre el doble y el quíntuplo de “películas con una visión no cristiana de la vida muy fuerte”, dice Ted Baehr, fundador de la Comisión. Las taquillas medias de estos dos grupos extremos fueron, en 2003, de 77,3 millones y 16,1 millones de dólares. Tampoco el sexo es un reclamo comercial tan seguro como a veces se cree. Así, en 2003, en los Estados Unidos, 78 películas “sin sexo” tuvieron ingresos medios de 37,6 millones de dólares; 95 que incluían “sexo no explícito”, 32,1 millones; 71 que incluían alguna escena de “sexo explícito” recaudaron 25 millones, y 35 con abundantes escenas explícitas lograron 17,7 millones. Las películas sin desnudos recaudaron 34,6 millones de dólares por término medio, frente a 11,8 millones las que incluían desnudos. La Comisión fundada por Baehr en 1978 sustituye al antes llamado Protestant Film Office. Comenzó a editar la revista Movieguide en 1985, año en que, según Baehr, Hollywood solo produjo una película “con contenido cristiano positivo”, frente a 81 películas calificadas “R” (adultos). Hoy, concluye, el 45% de las películas tienen “contenido cristiano positivo” y las que tienen calificación “R” no pasan del 42%. Estas conclusiones deben ser matizadas, pues es natural que las películas para todos los públicos, por dirigirse a una audiencia masiva, generen por término medio mayores ingresos de taquilla. La citada investigación de Walls y De Vany afina más, porque tiene en cuenta los presupuestos y otros factores como la participación de estrellas, que es un fuerte reclamo para el público. Con esos datos, se mantiene que los films familiares son claramente más rentables que los otros, pero la diferencia no es tan grande como dice Baehr.
   Con la autorización de: http://www.aceprensa.com
————–
   Aumenta la violencia en todos los ámbitos sociales, incluidos familia, escuela y trabajo

   Expertos nacionales y extranjeros analizan en un libro las causas, tipos y efectos de los comportamientos violentos El Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia ha presentado el manual El laberinto de la violencia (Editorial Ariel), un estudio de los diferentes tipos de agresión y sus causas, en el que se señala el aumento del acoso moral y sexual en el trabajo; el crecimiento de la violencia entre la población juvenil en un 20%; y el número de casos de violencia doméstica que se denuncian, solo un 30% del total. 

   La violencia contra la mujer, contra los niños, en el trabajo y el terrorismo, son objeto de estudio de este manual, que también elabora un perfil de las víctimas y de los agresores. Madrid. MARGARITA GIRON

   Un total de 26 expertos de reconocido prestigio nacional e internacional han participado en la elaboración de este libro, que pretende ser un tratado sobre la violencia en todas sus manifestaciones.

   Bajo el título El laberinto de la violencia, recoge las causas, tipos y efectos de todos los comportamientos violentos, desde el maltrato doméstico, al acoso moral en el trabajo, el terrorismo, la guerra, la violencia en la escuela y en el deporte. Aún cuando ni todos los agresores, ni todas las víctimas son iguales, esta guía intenta vertebrar hipótesis comunes que permitan analizar este fenómeno cuya frecuencia de aparición aumenta en la actualidad.

   “No damos un mensaje optimista en lo que se refiere al tratamiento de los agresores” explica José Sanmartín, coordinador de esta obra, quien señala el aumento de los comportamientos violentos en determinados ámbitos, como en la escuela. Seis de cada diez profesores declaran conocer que se producen episodios de violencia en sus centros y uno de cada diez sabe de la existencia de amenazas con armas. Insultos y agresiones

   Además, entre los estudiantes de Secundaria, un 33% se reconoce como víctima de insultos, un 4% de agresiones físicas y un 0’7% de amenazas con armas. Casi la mitad de ellos dicen haber sido testigos en alguna ocasión de agresiones físicas a otros. En general, entre la población juvenil, la violencia ha crecido un 20% en los últimos años.

   Para Sanmartín, “hace tiempo que la escuela renunció a la educación en nombre de la enseñanza”. Sin embargo, “no podemos creernos que por tener una asignatura sobre valores estemos educando a nuestros niños. La igualdad, la solidaridad y la democracia no se enseñan poniendo más asignaturas, sino dotando de estos contenidos a las de siempre. Se puede educar en valores durante la clase de matemáticas”.

   Igualmente, en el seno de la familia el número de mujeres maltratadas se ha incrementado en un 117% en los últimos cinco años, y el número de las que han sido asesinadas por su pareja ha aumentado en un 52% desde 2001 a 2003. Además, aun cuando el número de denuncias por violencia doméstica se ha incrementado en nuestro país en los últimos años, esta cifra no alcanza al 30% de los casos que realmente se producen.

   Respecto a la violencia en el ámbito laboral, el informe señala que entre el 40% y el 84% de la población laboral sufre acoso sexual, sobre todo mujeres y madres solteras, homosexuales y trabajadores con contratos precarios. Acoso moral

   Por otro lado, el acoso moral se produce especialmente en la Administración pública, el ámbito médico-social y la enseñanza. A través de pequeños ataques repetitivos, muchas veces sin testigos, solapados y ambiguos, el agresor pretende deshacerse de alguien que le molesta, especialmente mujeres mayores de 50 años. Todas estas prácticas tienen graves consecuencias tanto en la salud física como psíquica del trabajador.   Terrorismo indiscriminado

   Durante la presentación del libro, su coordinador hizo especial referencia a la violencia terrorista, coincidiendo con los recientes atentados del 11-M. En este sentido, señaló la diferencia entre el terrorista laico y el religioso. “Estábamos acostumbrados a atentados con pocas víctimas, basados en el lema: ‘no queremos mucha gente muerta sino mucha gente observándonos’, propio del terrorismo laico. Sin embargo, ahora los atentados son masivos e indiscriminados, porque el terrorista religioso no teme perder el apoyo de ninguna población de referencia, solo se siente responsable ante Dios”, explica Sanmartín.

   Además, el terrorista religioso se comporta como un “autentico psicópata sin serlo”, es una “mente en blanco” dentro de un grupo que le somete a un lavado de cerebro duro y eficaz. No ve a sus víctimas como personas, sino como símbolos del enemigo.Con la autorización de: http://comunidad-escolar.pntic.mec.es

Otros temas relacionados:
La fuerza del ejemplo 
Respetar a los hijos 
Otros artículos sobre la TELEVISIÓN 

Enviar a un amigo