4.gif

    La Oficina de Fiscalización de Drogas y Prevención del Delito de las Naciones Unidas ha publicado el Informe Mundial sobre las Drogas 2000. Hay que ser muy aguafiestas para no alegrarse del descenso de la producción y consumo de heroína y cocaína en los países que más las han padecido. Pero no da tiempo. El cannabis ha tomado el relevo y, aunque es verdad que esta droga causa “menos problemas” que las otras, 144 millones de personas de todo el mundo tienen ese problema.

   El panorama queda así: se estima que unos 180 millones de personas de todo el mundo –el 4,2% de los mayores de 15 años– consumen drogas. Esta cifra incluye a los 144 millones de consumidores de cannabis, 29 millones de consumidores de anfetaminas, 14 millones de consumidores de cocaína y 13,5 millones de consumidores de opiáceos (de los que 9 millones son heroinómanos). La estimación no es mayor debido al consumo de varias drogas por una misma persona.

   Buenas noticias

   Hay buenas noticias de casi todo el mundo. El consumo de heroína y cocaína está disminuyendo en los principales mercados. En Europa occidental el consumo de heroína se ha estabilizado en estos diez años y ha bajado en países como Italia y España. La edad media de personas en tratamiento de desintoxicación (de heroína, sobre todo) ha subido en toda Europa occidental, lo que sugiere que entran menos jóvenes en la rueda. En Estados Unidos, entre 1985 y 1999, el consumo de cocaína se ha reducido un 70% y el consumo general de drogas, un 40%. Las muertes por sobredosis han disminuido en Francia, España, Alemania, Italia, Austria, Luxemburgo y Suiza.

   De 1992 a 1999, la producción de coca descendió un 20% en todo el mundo. En 1999 la superficie cubierta por cultivos de coca experimentó una disminución del 14% respecto de 1990. En cuanto a la adormidera (de la que se extrae el opio), la superficie cultivada disminuyó un 17% en ese mismo periodo; la producción de opio bajó un 15% respecto de 1994.

   Sin embargo, el cannabis ha tomado el relevo. En los últimos diez años, 120 países han notificado la existencia de cultivos de cannabis. Con ocasión de los decomisos de 1998, se señalaron 67 países (desarrollados o no) como lugares de origen. Se estima que en todo el mundo hay de 670.000 a 1.850.000 hectáreas cultivadas con cannabis, lo que supone entre tres y diez veces la superficie cultivada con adormidera y coca.

   A diferencia de los cultivos –salvo en el caso del cannabis–, el tráfico de drogas se ha convertido en un problema mundial, que afecta a 170 países. Según las estadísticas de decomisos –que reflejan las distintas modalidades de tráfico–, el tráfico de cocaína se concentra en América (83% del total de decomisos en 1997/98) y Europa (11%); el de marihuana (hierba de cannabis), en América (72%) y África (14%); el de opiáceos, en Asia (72%) y Europa (23%); el de hachís (resina de cannabis), en Europa (75%) y Asia (14%); y el de anfetaminas, en Europa (42%) y Asia (40%). El cannabis, los opiáceos y la cocaína son las drogas más traficadas en el mundo. Sin embargo, el tráfico de anfetaminas ha registrado el mayor crecimiento: los decomisos aumentaron por término medio un 18% al año desde 1990 a 1998.(1)
   Informe Mundial sobre la Drogas 2000..
   Ignacio F. Zabala
   (c) Aceprensa ( www.aceprensa.com ). Reproducido con autorización.
Otros temas relacionados:
El libro de los muertos 
Quejarse de la juventud 
Otros artículos sobre las DROGAS

Enviar a un amigo