9.gif

   Con una importante experiencia de varios años como profesor universitario, Benedicto XVI es uno de los Papas con mayor preparación académica en la historia de la iglesia católica y en su currículum figuran una carrera universitaria, un doctorado e incluso un vicerrectorado.       En cuanto a lo religioso, él fue parte importante en la creación del Catecismo de la Iglesia Católica, elemento importante en la Educación de esta religión en el mundo.  

   La academia    Después de haber participado en su natal Alemania como integrante de las filas de los servicios auxiliares antiaéreos, el entonces joven Joseph Ratzinger estudió en la Escuela Superior de Filosofía, en Freising, y posteriormente cursó un doctorado en Teología en la Universidad de Münich.

      Sin interrumpir sus estudios, se ordenó sacerdote en 1951, y en 1959 empezó a trabajar como profesor de Teología. En 1963 trabajó en la Universidad de Munster y en 1966 fue catedrático en la Universidad Tubinga hasta 1969.

  También impartió clases de Dogmática e Historia del Dogma en la Universidad de Ratisbona, de la cual fue Vicerrector de 1969 a 1977.

  Gracias a sus méritos académicos, recibió el nombramiento de Doctor Honoris Causa de diversas universidades, como la de Navarra, en 1998; y la Libera Università Maria Santissima Assunta, de Roma, Italia, en 1999.

   En Latinoamérica también recibió este nombramiento en la Pontificia Universidad Católica, de Perú, en 1986.

   Otros Pontífices, como Juan Pablo II, han tenido diversos tudios profesionales, pero pocos han tenido una vida académica tan diversa y activa como la de Benedicto XVI.

   De cerca

   Parece que el trabajo de Joseph Ratzinger como profesor le llena de orgullo y, en momentos, también le despierta ciertas añoranzas.

   En 1998, cuando el entonces cardenal iba a recibir la condecoración de doctor honoris causa en la Universidad de Navarra, un teólogo de esa casa de estudios, Joseph-Ignasy Saranyana, le preguntó sobre el traje que le gustaría portar durante la ceremonia: filetata o clergyman.

   “Y respondió: ‘traje de profesor´”, recuerda Saranyana. “Lo que noté siempre en él fue una gran añoranza de los tiempos que había pasado como docente”, menciona.

   Ratzinger siempre ha tenido presente el tema de la Educación, especialmente en el tema de la fe, asegura el académico de la Universidad de Navarra.

   “La Educación es uno de los temas que siempre le preocupó más”, afirma, “el Papa ha sido una de las personas que más ha estado implicada dentro de todo el proceso de la redacción del catecismo de la iglesia católica”.

   Indica que Ratzinger encabezó desde finales de los 80 la comisión que se encargó de redactar ese catecismo, bajo las órdenes de Juan Pablo II.

   Saranyana dice que el nuevo Papa considera que el Catecismo es una pieza capital y, de hecho, también ha tenido mucho que ver con la versión oficial que pareció en 1997, después de un periodo de corrección detallada que él también dirigió personalmente durante un periodo que duró unos cinco años.

   “También dirigió directamente el catecismo de la iglesia católica alemana, que es de mediados de los 80”, explica.

   “En ese catecismo puso especial cuidado en que el documento fuera más didáctico, más exacto y más conveniente”, señala.

   Por su formación profesional, poco común en religiosos de esta talla, parece que Benedicto XVI conoce bien el tema de la Educación, el cual puede resultar importante y útil para poder difundir y preservar la religión católica en los nuevos tiempos en todo el mundo, lo cual será una de las tareas de su pontificado.

Carlos TOMASINI. Con la autorización de: www.magisnet.com

Otros temas relacionados:
El Papa, la razón y el islam 
Testimonios científicos sobre ciencia y fe 
Otros artículos sobre EL PAPA
CD con 4 programas educativos: Técnicas de estudio (1 y 2), Lecturas escolares y Cuatro operaciones.
Enviar a un amigo