febrero 2008


salomon.gif

     El rey David era ya viejo y de edad muy avanzada; y por más que le cubrían con ropa, no podía entrar en calor. (más…)

gene45.gif 

Jesús camina por el sendero de una montaña.  Junto a Él, sus discípulos y mucha gente que le sigue desde lejos.  De pronto, aparecen diez leprosos.  Se acercan a Jesús y le piden que cure su enfermedad.  El Señor les manda que vayan a Jerusalén y se presenten a los sacerdotes.  Por el camino quedan curados.  Imagínate su alegría. ¡Por fin lo han logrado! Pero, ¿qué ocurre?  Sólo uno vuelve donde está el Señor y le da las gracias.  Los demás no son agradecidos y Jesús se queja de su descortesía: «¿No han sido diez los curados? ¿Dónde están los otros nueve?».  Como ves en este pasaje, a Jesús le gusta y desea que agradezcamos sus beneficios. (más…)

gene82.gif 

    Érase una vez un rey muy rico cuyo nombre era Midas. Tenía más oro que nadie en todo el mundo, pero a pesar de eso no le parecía suficiente. Nunca se alegraba tanto como cuando obtenía más oro para sumar en sus arcas. Lo almacenaba en las grandes bóvedas subterráneas de su palacio, y pasaba muchas horas del día contándolo una y otra vez. (más…)

abelmuerte.jpg 

 Adán y Eva tuvieron un hijo que le llamaron Caín, diciendo: He adquirido un hombre por merced de Dios. Mas tarde nació Abel. Abel fue pastor de ovejas y Caín, labrador. (más…)

amis103.gif 

  Leopoldo es un chico de trece años. Un día me hablaba de sus amigos. “¿Cómo has conseguido esa gran amistad?”, le pregunté. “porque estoy con ellos”, contestó con rapidez. Me gustó su respuesta. Con Leopoldo tengo una gran confianza. Por eso le pregunté de nuevo. “¿Qué ocasiones aprovechas para tratarlos?”. “Paseamos juntos, me dijo, hacemos deporte, vamos de excursión, nos visitamos…”. Tú y yo, podemos pensar que son pequeños detalles. Y lo son, en efecto. Pero así se logra la amistad entre los hombres. (más…)

since63.gif 

    Érase una vez un joven que tenía fama de ser el individuo más terco de la ciudad, y una mujer que tenía fama de ser la doncella más tozuda, e inevitablemente terminaron por enamorarse y casarse. Después de la boda, celebraron en su nuevo hogar un gran festín que duró todo el día. (más…)

1.gif

   “La grandeza de un hombre   está en saber reconocer  su propia pequeñez.”  Blas Pascal    
   Reconocer nuestra limitación    
   Si un estudiante de bachillerato va un día a la Universidad y asiste a una clase de doctorado en la que se está tratando una materia especialmente compleja, no debería extrañarse si ve que a veces pierde el hilo de la explicación (suponiendo que en algún momento llegara a encontrarlo). Le parecerá lo más natural, puesto que esa materia le supera por completo.     (más…)

2.gif

   Acabo de leer un extraordinario ensayo de C. S. Lewis titulado La abolición del hombre (Ediciones Encuentro), en donde se nos propone un feroz y lucidísimo diagnóstico sobre la crisis de nuestra cultura. En La abolición del hombre, el autor de las célebres Crónicas de Narnia nos propone una vindicación de la ley natural, a la vez que nos alerta sobre los peligros de una educación que, fundándose sobre el subjetivismo, trate de apartarse de esa senda, sustituyendo los juicios y los valores objetivos por los puros sentimientos. El libro, que se complementa con un repertorio de sentencias morales coincidentes, aunque originarias de tradiciones culturales diversas –confuciana, platónica, aristotélica, judía o cristiana–, postula que cualquier civilización procede, en último extremo, de un centro único; y que el único modo de llegar a ese ‘centro’ es siguiendo un camino, una ley natural inspirada por la Razón. El ensayo de C. S. Lewis cobra una actualidad candente en una época como la nuestra, en la que mediante la educación se pretenden instaurar nuevos sistemas de valores ad hoc que se presentan como conquistas de la libertad, pero que no son sino disfraces de una pavorosa esclavitud, formas sibilinas de manipulación que despojan al hombre de su condición humana. (más…)

3.gif

    Cuando el Estado pretende transformar al hombre, emprende un ejercicio de manipulación al que es preciso oponerse.   (más…)