abril 2008


elias.jpg

    Dios habló por medio del profeta Elías, durante los tiempos de Ajab y Ococías, reyes de Israel. Ajab ofendió a Dios más que todos los reyes anteriores y Elías se presentó ante él para anunciarle que como castigo no llovería durante varios años. (más…)

prodigo.jpeg

Jesús está en el templo. Todo el pueblo se le acerca y Él les enseña.  De pronto, aparecen unos hombres.  Le presentan a una mujer que ha cometido un gran pecado.  Quieren matarla a pedradas. ¿Qué hará Jesús? «El que de vosotros no tenga pecado -dice el Señor-, tire la primera piedra».  Todos se marchan.  Sólo quedan Jesús, sus Apóstoles y aquella mujer.  El Señor la mira con ternura y le pregunta: «¿Nadie te ha condenado?».  Y ella contestó: «Nadie, Señor». «Yo, dice Jesucristo, tampoco te condeno.  Vete en paz y no peques más».  Magdalena se marcha contenta y arrepentida. (más…)

gene42.gif 

    En Roma vivía una vez un pobre esclavo llamado Androcles. Su amo era un hombre cruel, y lo trataba tan mal que al fin Androcles se fugó. (más…)

 

   Los hombres volvieron a olvidarse de Dios y adoraron a los ídolos. (más…)

 


    Napoleón estaba reunido con sus mejores generales. Sobre una gran mesa tenía extendido el mapa de Europa. Estudiaba la ruta que debía seguir su ejército para conquistarla. De pronto alguien le hizo notar que los Alpes cortaban el paso de sus soldados y de sus cañones. Napoleón reflexionó unos instantes. Todos guardaban silencio. De repente, contestó sin inmutarse: “Entonces, ¡fuera los Alpes!”. Y en una región donde caminar era imposible, trazó la célebre ruta del Simplón. (más…)

amis105.gif

   Dos viajeros iban juntos por la carretera cuando de repente apareció un oso. Uno de ellos corrió hacia un árbol de la vera del camino, trepó a las ramas y se ocultó. El otro no era tan ágil como su compañero y, como no pudo escaparse, se arrojó al suelo y fingió estar muerto. El oso se le acercó y lo olfateó, pero el viajero se quedó muy quieto y mantuvo el aliento, pues dicen que un oso no toca un cadáver. El oso lo tomó por un cadáver y se alejó. Cuando pasó el peligro, el viajero del árbol bajó y preguntó al otro qué le había susurrado el oso cuando le acercó la boca a la oreja. (más…)

6.gif

   Una conducta desarreglada
   aguza el ingenio y falsea el juicio.
   De Bonald
   ¿No lograría más adhesiones?
   —¿Y no crees que si la Iglesia moderara sus exigencias, habría más creyentes? (más…)

Página siguiente »