auda122


    Esculpir en tu alma la imagen sublime que Dios concibió al formarte, es la noble labor a que damos el nombre de autoeducación. Este trabajo tiene que hacerlo cada uno por sí mismo, y ningún otro puede cumplirlo en su lugar. Los otros podrán darte consejos, podrán indicarte el camino recto; pero en definitiva tú has de ser quien sientas el deseo de formar en ti la noble imagen que Dios ha escondido en tu alma.

    Has de ser tú quien desees ser noble, fuerte, limpio de alma. Has de conocer cómo es tu alma, cuáles son las hierbas malas en ella, qué es lo que falta. Has de poner mano en la educación de tu alma, sabiendo que el éxito ha de obtenerse a costa de muchos esfuerzos, abnegaciones y victorias alcanzadas sobre ti mismo. Has de negarte a menudo cosas deleitosas; has de hacer muchas veces lo que no te apetece y sellar tus labios, y erguir tu frente cuando notes que alguna de tus buenas intenciones, una y otra vez, se ve frustrada.

    Tu carácter, el curso de toda tu vida, depende de estos trabajos pequeños: “Siembra un pensamiento y segarás un deseo, siembra un deseo y recogerás la acción, siembre la acción y recogerás la costumbre, siembra la costumbre y recogerás el carácter, siembra el carácter y tendrás por mies tu propia suerte.” De pequeños pensamientos y acciones va entretejiéndose la suerte de tu vida.

    “En todas las horas de tu vida vuelve tu mirada con respeto y amor hacia la virtud, no pierdas jamás la ocasión de hacer una obra buena y, si esta obra estuviere en pugna algunas veces con tu provecho y deseo momentáneos, acostumbra tu voluntad a vencerlos…, así alcanzarás un carácter con que puedas hacer algo grande, trabajar para tu época y para el porvenir, y lograr que tu nombre se pronuncie entre tus compañeros, envuelto en respeto y amor.” (Kolösey.)

     Tihamer Toth. El joven de carácter.

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

    Objetivo.- Comprender que un trabajo personal importante es formarse a sí mismo para ser noble, fuerte y limpio de alma.
       Contenido.-   Autoeducación

    Es el valor que nos ayuda a controlar los impulsos de nuestro carácter y la tendencia a la comodidad mediante la voluntad. Nos estimula a afrontar con serenidad los contratiempos y a tener paciencia y comprensión en las relaciones personales.

    El autodominio debe comprenderse como una actitud que nos impulsa a cambiar positivamente nuestra personalidad. Cuando no existe esa fuerza interior, se realizan acciones poco adecuadas, generalmente como resultado de un estado de ánimo; la armonía que debe existir en toda convivencia se rompe; quedamos expuestos a caer en excesos de toda índole y entramos en un estado de comodidad que nos impide concretar propósitos.

   Con autorización de: http://www.encuentra.com

    Actividades.-

    1. Sacar por impresora el texto “EDÚCATE” y hacer fotocopias para cada alumno.

    2. Que los alumnos lo lean individualmente y contesten a estas preguntas:

    a) ¿En qué consiste la autoeducación?

    b) ¿Quién tiene que hacer ese trabajo?

    c) ¿A qué se refieren “las malas hierbas” de que habla el texto?

    d) ¿Qué pasos hay que dar para formar el carácter?

    e) ¿En qué se puede mejorar el carácter de un alumno?

    3. Puesta en común con las contestaciones y hacer un listado de las respuestas a la pregunta e).

Otros temas relacionados:
Esfuérzate
Plan de Formación
Marzo
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 1º P, Nueva ortografía 2º P, Lecturas escolares y Generador de temas.

Enviar a un amigo

Anuncios