El 87% de los docentes españoles piensan que el prestigio social de la profesión ha empeorado.

   Padres, alumnos y sobre todo los profesores consideran que el prestigio y el reconocimiento social de la profesión docente han empeorado en España. Y el principal factor de esta pérdida de prestigio es que los padres cuestionan las decisiones de los profesores delante de los hijos.

   Es lo que se despende del estudio presentado durante una Jornada dedicada al “Respaldo social de la profesión docente”, organizada en Madrid por la Confederación de Padres de Alumnos COFAPA El estudio se basa en una encuesta a más de 3.000 padres, profesores y alumnos de Primaria y ESO (mayoritariamente, un 60%, de centros públicos) y entrevistas con expertos en la educación.

   Sus autores son el catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la UNED, Ramón Pérez Juste; Inmaculada Egido, profesora titular de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid, y Jaume Sarramona, catedrático de Teoría Educativa de la Universidad Autónoma de Barcelona.

   En la encuesta, los profesores son los que más perciben que su trabajo no recibe la consideración que merece. Sin embargo, los alumnos y los padres sí reconocen en sus respuestas el destacado papel que desempeñan los profesores. “Todos los grupos, pero de forma muy acusada el profesorado, con un 87% de los casos, consideran que el prestigio y el reconocimiento de la profesión docente ha empeorado”, afirma una de las conclusiones.

   Cuando se les pregunta sobre los factores que más contribuyen al prestigio de los docentes, los encuestados destacan la vocación, la formación y la entrega. Hay bastante consenso en relación con lo que se debe evitar para no desprestigiar la profesión docente. En primer lugar, el 75% de los docentes cita como factor perjudicial la actitud de los padres que cuestionan sus decisiones delante de los hijos, una opinión compartida por el 68% de las familias y el 45% de los alumnos; en segundo lugar, el 71% de los profesores, el 66% de los padres y el 57% de los estudiantes creen que los continuos cambios legislativos en educación inciden negativamente y desaniman; por último, casi la mitad de los docentes y más de un tercio de los padres y de los alumnos mencionan la denominada “promoción automática” (pasar de curso con varios suspensos) como elemento que perjudica notablemente el trabajo docente.

   Preguntados por las personas o instituciones responsables de la actual valoración social de los docentes, el 58% de los profesores cita a los padres; el 46,6%, a los políticos, y el 23,2% se refiere a los medios de comunicación. Los padres también se culpan a sí mismos en mayor medida (en el 47,5% de los casos), a los políticos (en el 36,9%) y “a los propios profesores” (en el 30%).

   También hay consenso sobre el papel negativo de determinados medios de comunicación, que alimentan una imagen polémica y catastrofista de la enseñanza, cuando no presentan –como sucede con algunas series televisivas– una imagen deformada y negativa de lo que sucede en los centros educativos. Entre las medidas que se proponen para mejorar el prestigio docente, el 55% del profesorado reclama que se respalde su autoridad en los conflictos escolares; el 29% pide que se les apoye en caso de enfrentamiento con los padres; y el 39%, que se clarifiquen ante la sociedad el reparto de funciones entre la escuela y la familia.

   Preguntados por la satisfacción laboral, cuatro de cada diez profesores responden con un “bastante satisfecho” y otro tanto lo hacen con un “algo satisfecho”.

   Los profesores valoran principalmente la estabilidad en el empleo y la autonomía profesional, y se muestran menos satisfechos en aspectos como las posibilidades de promocionar y la edad de jubilación. De hecho, el actual sistema de carrera docente es insuficiente para el 75% de los profesores encuestados. Cerca del 40% cree que la formación docente inicial es insatisfactoria o muy insatisfactoria, y sólo el 56,5% asegura que está bien preparado para los retos de su trabajo. Sobre el acceso a la profesión docente, los profesores son muy críticos con el sistema actual, especialmente con el abuso que se hace de la interinidad. Y sobre los salarios, se comparte la percepción de que son planos y poco motivadores. En relación con los horarios, las opiniones de los profesores de la enseñanza pública y la enseñanza privada son distintas.

   Los padres y los alumnos piensan que deberían dedicarse a la enseñanza los mejores. Para ello proponen otras vías de entrada y selección de los aspirantes a la docencia, como sucede en otros países: Finlandia, Hong Kong, Singapur… Los padres y los alumnos destacan que debería prevalecer la vocación y el compromiso como las condiciones necesarias para dedicarse a esta profesión.

   Con la autorización de: www.aceprensa.com Fecha: 19 Noviembre 2008
—-
Otros temas relacionados:
El papel de los padres y profesores
Profesores en favor del matrimonio
Otros artículos sobre la FAMILIA
CD con 4 programas educativos: Lectura rápida (1 y 2), Cálculo infantil y Lectura y ortografía

Enviar a un amigo

Anuncios