Un día observaba a un caracol. Caminaba despacio, quise hacerle una caricia y le toqué la cabeza. ¿Qué hizo? Se escondió enseguida. El caracol es un ser solitario. Tú no eres como el caracol.  Necesitas hablar con las personas que amas: padres, amigos… ¿Y con Dios? ¿No es tu Padre del Cielo? ¿No le amas de verdad? Seguro que sí. Entonces, ¿por qué no dedicas, con frecuencia, unos minutos para hablar con Él?
   Quizá pienses: «Tengo un obstáculo: no sé qué puedo decir al Señor,,. Lee despacio este número de Camino y descubrirás temas para hablar con Él. «Me has escrito: orar es hablar con Dios. Pero, ¿de qué?, -¿De qué? De Él, de ti: alegrías, tristezas, éxitos y fracasos, ambiciones nobles, preocupaciones diarias…. ¡flaquezas!: y nacimientos de gracias y peticiones: y Amor Y desagravio. En dos palabras: conocerle y conocerte: “¡tratarse!”» (Camino, n. 91).

    ¿Qué alegrías y éxitos tienes todos los días? ¿Qué cosas te preocupan y entristecen? ¿En qué cosas sueles fracasar? Acude al Sagrario y cuéntaselos al Señor. Dale gracias por los triunfos que has conseguido y pídele ayuda para estar contento en medio de tus preocupaciones.

   Tú, como todos, tienes faltas. Cuéntale al Señor tus caídas. Dile que quieres mejorar. Pídele coraje para vencerlas. ¡Con Él lo puedes todo! En tu vida se repetirán los milagros del Evangelio: leprosos y paralíticos curados, ciegos que ven… Y ¿sabes la razón? Porque se lo han dicho al Señor y le han pedido que los sane. Tú, haz lo mismo y tu vida cambiará cada día.

   ¿Y con las cosas que te cuesta dominar? Dile a Jesús que no eres constante en el estudio, que tienes pereza para confesar y comulgar con frecuencia, que te enfadas cuando te mandan algo, que no eres generoso o que tienes envidia… ¡Cuántos temas para hablar con el Señor! Ponte ‘ junto a Él y dile: «Señor, me cuesta vencer tal dificultad». A continuación márcate la meta de conquistarla durante el día, cuidando algunos detalles. Pídele fortaleza para lograrlo y saltarás el obstáculo.

    Miguel Ángel Cárceles. La aventura de acercarse a Dios. Juvenil Mundo Cristiano.

       SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

    Objetivo.- Aprender a hacer oración.

    Actividades.– 

    Contenido. Oración

   Oración es hablar con Dios, de corazón a corazón, interviniendo toda el alma: la inteligencia y la imaginación, la memoria y la voluntad. Santa Teresa decía que no es otra cosa, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama

   1. Leer el texto en voz alta y el profesor comprueba la comprensión.

   2. Cada alumno contesta a estas cuestiones:

    a) ¿Cómo se comporta el caracol?

    b) ¿Por qué debemos hablar con nuestro Padre del Cielo?

    c) ¿Qué obstáculos tenemos para hacer oración?

    d) Escribe el punto 91 de Camino.

    e) ¿De qué podemos hablar con el Señor?

    f) ¿En qué podemos pedirle ayuda?

    3. Escribir en la pizarra las contestaciones a las preguntas e) y f).
———
Otros temas relacionados:
Juan Pablo II proclama el Año del Rosario
Elección de los Apóstoles (Vocación)
Plan de Formación
Marzo

Enviar a un amigo
CUENTOS INFANTILES – Caracol Col Col – AUTOESTIMA

Anuncios