El doctor John Money, psiquiatra norteamericano, realizó durante los años sesenta un interesante experimento en torno al debate sobre la naturaleza y la educación, con el que pretendía demostrar que la educación lo es todo en la configuración de hombre y mujer. Como ferviente defensor de la ideología de género, quiso eliminar las diferencias naturales y a través de la cultura determinar la condición sexuada del hombre y la mujer.

   En su experimento tomó como muestra a dos bebés gemelos varones llamados Bruce y Brian Reimer, en 1965, con el consentimiento de los padres, que debían guardar secreto del estudio. A Bruce lo sometió a una operación de cirugía plástica para darle apariencia de mujer y dio instrucciones a los padres para que le trataran y educaran en todo como si fuera una niña. Bruce pasó a llamarse Brenda. Teóricamente el experimento era perfecto: se partís de dos hermanos con idéntica herencia genética y con la educación distinta. Brian terminaría siendo un chico y Bruce o Brenda una chica. La condición de masculinidad o feminidad estaría determinada por la cultura y la educación y no por la biología.

    La ideología de género defiende que el ser hombre o mujer no depende de la distinta biología con vienen dotados, como los órganos genitales, sino por la cultura recibida en la familia y la escuela. La escritora francesa Simona de Beauvoir y el filósofo Jean-Paul Sastre, principal representante del existencialismo defendían que el ser humano tiene libertad, no naturaleza y cada puede hacer con su cuerpo lo que quiera. Al la vez el doctor Money se hacía llamar misionero del sexo y era defensor de los matrimonios abiertos y del sexo bisexual en grupo.

    Pero el experimento no siguió por los cauces previstos por el doctor y resultó un fracaso. Cuenta Janet, la madre de los gemelos, que antes de los dos años Brenda se reveló violentamente cuando fue a ponerle un vestido femenino. Janet decía: “Intentó arrancárselo, romperlo. Recuerdo que pensé: ¿Dios mío, sabe que es un chico y no quiere que le vista como una chica”.

    Cuando Brenda fue a la escuela sintió atracción hacia las chicas y le acusaron de “tendencias lesbianas”, a pesar de las hormonas que le obligaban a tomar. A pesar de estas evidencias, el doctor Money difundía en los periódicos que el experimento era un éxito rotundo. Entre tanto, los gemelos estaban obligados a seguir una terapia psiquiátrica por el doctor Money en la que se les instaba a desvestirse y ver imágenes sexuales que degeneraron y traumatizaron gravemente a los dos gemelos. Junto a esta terapia tomaban un tratamiento de estrógenos.

    A los quince años Brenda intentó suicidarse destrozada por las interminables sesiones psiquiátricas y por la medicación. Sus padres le contaron la verdad del experimento y decidió volver a ser chico y llamarse David, sometiéndose a otra operación de cirugía plástica.

    En 2002 su hermano Brian, que sufría esquizofrenia, se suicidó y en 2004 David (antes Bruce y Brenda) se quitó la vida. Había dicho: “Daría cualquier cosa por que un hipnotizador lograra borrar todos los recuerdos de mi pasado. Es una tortura que no soporto. Lo que me hicieron en el cuerpo no es tan grave como lo que aquello provocó en mi mente”.

    En esto terminó el experimento médico que quiso demostrar la viabilidad de la ideología de género, el paso más radical del feminismo radical.

   José Pedro Sánchez.
————-
Otros temas relacionados:
El gran engaño de la ideología de género
¿Qué quiere decir género?
Otros artículos sobre EDUCACIÓN SEXUAL
CD con 4 programas educativos: Nueva ortografía 5º P, Nueva Ortografía 6º P, Análisis sintáctico y Estadística y utilidades

Enviar a un amigo

Anuncios