Y le condujeron primero ante Anás pues era suegro de Caifás, Sumo Pontífice aquel año. Caifás fue el que había aconsejado a los judíos: Conviene que un hombre muera por el pueblo.

    Anás preguntó a Jesús sobre sus discípulos y sobre su doctrina. Jesús se limitó a contestar:

    -Yo siempre he hablado en público. No me preguntes a mí; pregunta, a los que me han oído; ellos saben lo que he dicho.

    Anás lo envió atado a Caifás que lo estaba esperando con los miembros del senado.

    Se puso en pie y con solemne autoridad le preguntó:

    -Dinos bajo juramento si tú eres el Hijo de Dios.

    -Yo soy. Y os digo más: veréis al Hijo del Hombre sentado a la derecha de Dios Todopoderoso, y venir en las nubes del cielo.

    Caifás se rasgó las vestiduras y dijo:

    -Todos lo habéis oído. ¡Ha blasfemado! ¿Qué decís?

    -Reo es de muerte -sentenció la asamblea.

        (Juan 18, 13-14, 19-24; Mateo 26, 57, 59-68)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 228) 

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

    Objetivo.- Creer que Jesús es el Mesías.

    Contenido.- En este primer interrogatorio durante la noche -preparación del juicio posterior ante el Sanedrín- Jesús insiste en el carácter público y notorio de su predicación y de su conducta: todo el pueblo ha podido escuchar sus palabras y contemplar sus milagros; de ahí que, a veces, le hayan aclamado como Mesías. Los mismos pontífices habían sigilado su actividad en el Templo y en las sinagogas; pero como no quieren ver, ni creer, atribuyen algo oculto y siniestro a los planes de Jesús.

         (Sagrada Biblia. Santos Evangelios. Traducida y anotada por la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Página 1400. Nota 19-21. EUNSA. Pamplona. 1983.)

    Actividades.-

   1. Hacer copias de este relato para todos los niños

   2. Leer en voz alta el texto y el profesor hace preguntas para comprobar la
comprensión.

   3. Contestar por escrito a estas cuestiones:

    a) ¿Quiénes eran Anás y Caifás?

    b) ¿Qué le preguntó Caifás?

    c) ¿Qué le contestó Jesús?

    d) ¿Le creyeron a Jesús los miembros del senado?

    e) ¿Cómo pedir más fe a Jesús?

   4. Algunos alumnos leen sus respuestas. 
———-
Otros temas relacionados:
Pasión del Señor en un pueblecito( Servir)
Un entierro a las puertas de Naim (Compasión)
Plan de Formación
Julio

Enviar a un amigo

Anuncios