Aborto

   El ginecólogo español Esteban Rodríguez Martín defiende en una entrevista para Zenit (23 y 24-12-2009) el derecho de los médicos a la objeción de conciencia no solo contra el aborto, sino también contra el diagnóstico prenatal cuando no beneficia al feto y sirve para detectar a los que tienen alguna deficiencia con vistas a eliminarlos.

   El Dr. Rodríguez Martín es uno de los primeros miembros de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, grupo constituido a principios de 2009 dentro de la plataforma Derecho a Vivir (DAV). Ha tenido, dice en la entrevista, que ejercer repetidamente la objeción de conciencia para no participar en abortos.

   Frente a la nueva ley del aborto que tramita el Parlamento español (cfr. Aceprensa 7-10-2009 y 18-12-2009), en la que se pretende poner trabas a los profesionales de la sanidad que son objetores, señala: “La libertad de conciencia y el derecho a la vida son anteriores al Estado. La esencia de un Estado democrático y lo que lo diferencia de un Estado totalitario es precisamente la defensa de esos derechos fundamentales”.

   El Dr. Rodríguez Martín se ha visto obligado a objetar también, en determinados casos, al diagnóstico prenatal, porque a veces se usa para hacer criba de fetos con enfermedades o minsuvalías congénitas. “No hay nada objetable en hacer controles obstétricos destinados a buscar situaciones que puedan tener tratamiento o que puedan ser prevenidas, incluso a buscar enfermedades fetales para ser tratadas intraútero o tras el nacimiento”.

   Pero en muchas ocasiones, favorecidas por los protocolos vigentes, el diagnóstico prenatal supone un riesgo desproporcionado para el hijo en gestación o carece por completo de utilidad terapéutica. En tales caso, no es más que un instrumento de eugenesia. “Los hijos resultan abortados la mayoría de las veces, incluso cuando se hacen diagnósticos leves, como labio leporino o pie zambo, o de patologías potencialmente curables o paliables, como cardiopatías o espina bífida”.

   Este ginecólogo ha podido comprobar que en las mujeres que optan por el aborto o se lo ofrecen suele faltar el consentimiento informado. “Hay que explicarles lo que no les explicaran los abortistas: qué dice la ley, en qué consiste un aborto, como se hace, qué secuelas le acarreará, a qué complicaciones se expondrá, como influirá en su salud sexual y su futuro reproductor y como afectará a su dinámica familiar tanto con sus padres como su cónyuge como con el resto de su hijos. Hay que hacer una ecografía para mostrarle la realidad corporal y personal de su hijo vivo”.

   Muchas se plantean abortar porque se encuentran solas frente a la maternidad. “En mi experiencia, 8 de cada 10 mujeres que quieren abortar ante un embarazo inesperado deciden permitir nacer a sus hijos cuando son ayudadas para ello”.

    Por Esteban Rodríguez Martín. Fuente: Zenit. www.zenit.org Fecha: 30 Diciembre 2009
————
Otros temas relacionados:
Objeción de conciencia
Libertad de conciencia, pero para todos
Otros artículos sobre ABORTO
VÍDEOS sobre el aborto hoy y el aborto

Enviar a un amigo

Anuncios