Un hombre y su esposa gozaban de la buena fortuna de tener una gallina que ponía un huevo de oro por día. Afortunados como eran, pronto dieron en pensar que no tenían suficientes riquezas e, imaginando que el ave debía estar hecha de oro por dentro, decidieron matarla para adueñarse al instante de toda la provisión de metal precioso. Pero cuando abrieron la gallina, descubrieron que era igual a cualquier otra ave de corral. Así que ni enriquecieron de inmediato, tal como esperaban, ni disfrutaron más del aumento cotidiano de su riqueza.

   Esopo.

   SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

   Objetivo.- Aprender a no se avariciosos y egoístas.

   Contenido.- Desprendimiento

    El valor del desprendimiento nos enseñará a poner el corazón en las personas, y no en las cosas materiales.

    El valor del desprendimiento consiste en saber utilizar correctamente nuestros bienes y recursos evitando apegarse a ellos y, si es necesario, para ponerlos al servicio de los demás.

    El desprendimiento como valor se origina al reconocer que todos tenemos necesidades y en algunos casos encontramos personas con carencias. En cualquier situación debemos superar nuestro egoísmo e indiferencia para colaborar en el bienestar de los demás, no importa si es mucho o poco lo que hacemos y aportamos, lo importante es tener la conciencia de ofrecer algo, de aportar. En la generosidad que requiere el desprendimiento no cabe el ofrecer algo que nos sobra.

   Actividades.-

    1. Los niños leen la fábula de Esopo en voz alta.

    2. El profesor hará preguntas para comprobar que se ha comprendido el texto.

    3. Se hacen equipos para contestar a estas dos preguntas:

    a) ¿En qué ocasiones algunos chicos son avariciosos, egoístas o codiciosos?

    b) ¿En qué circunstancias podemos ser generosos?

    4. Puesta en común con las contestaciones.
————–
Otros temas relacionados:
Lo único que queda
El rey Midas (Sobriedad)

Plan de Formación
Noviembre

Enviar a un amigo

Anuncios