Reformas

   El año 2011 será una temporada de reformas en Chile. Así lo anunció el presidente Sebastián Piñera avanzada la segunda mitad de 2010, ya con los 33 mineros del Atacama en superficie y avanzadas las obras de reconstrucción por el terremoto de febrero. Pero al mismo tiempo, será un año de conflictos y tires y aflojes, principalmente por la reforma educacional que el gobierno de centroderecha pretende sacar adelante a partir de marzo.

   “Ninguna reforma de verdad, de esas que cortan los nudos gordianos, se hace en medio de abrazos y champañazos”, aseguró Piñera en una entrevista con el diario El Mercurio de Santiago, en la que aseveró que no le importaba que descienda su popularidad por esta iniciativa.

   No le falta ni le faltará razón. Dentro de las “grandes reformas estructurales”, como las definió el mandatario, en siete áreas, la educación –como la salud– es la que genera más controversias. El presidente sabe lo que puede suceder con esta empresa, como le sucedió a su predecesora Michelle Bachelet, cuando pretendió algo similar en 2006. En la llamada “revolución de los pingüinos”, denominada así por el uniforme de los estudiantes de secundaria, masivas protestas finalizaron en incidentes y disturbios (cfr. Aceprensa, 21-06-2006).

   El actual proyecto de reforma educacional del Ejecutivo chileno ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados y pronto lo discutirá el Senado, donde el gobierno cree reunir los votos necesarios para que se convierta en ley en marzo, cuando se inicien los cursos del año lectivo.

   Posibilidad de seleccionar al
profesorado

   La reforma busca mejorar las condiciones laborales y de jubilación de los profesores –con la implementación del mayor plan de retiro voluntario de la historia, con bonos jugosos–, brindar más atribuciones y autonomía a los directores de las escuelas e involucrar más a los padres en la educación de los hijos. Los progenitores tendrán un aumento de la Subvención Escolar Preferencial, que permitirá mayor libertad para elegir y mayor poder para exigir. Pretende, a su vez, construir 60 centros de estudios secundarios de excelencia, de los cuales la mitad deberían inaugurarse en marzo. La propuesta oficialista tendría un costo de unos 10.000 millones de dólares.

   El proyecto de ley establece también nuevas evaluaciones y más frecuentes, el reforzamiento de la carrera de pedagogía, el aumento significativo de las horas de Lenguaje y Matemáticas, y la implementación de un plan de apoyo a los 1.000 colegios con peor rendimiento, que viene en línea con los liceos de excelencia. Existe la idea de llevar a cabo colegios virtuales, donde los padres y alumnos podrán obtener material pedagógico en línea.

   Entre los puntos más controvertidos, se encuentra la facultad que tendrá el director de un establecimiento educativo de remover hasta el 5% del profesorado en caso que su desempeño no supere las expectativas. Se pretende así eliminar la inamovilidad de los profesores de escuelas estatales. El Ministerio de Educación, que comanda el ex candidato presidencial Joaquín Lavín, explicó que los directores deben tener la posibilidad de designar los profesores más idóneos y añadió que los docentes que sean despedidos se irán con compensaciones económicas. Esos mismos directores durarán en sus cargos por un período de cinco años.

   Batalla contra la pobreza

   La administración Piñera señala que la reforma apunta al corazón del problema: la calidad de la educación, en un país donde el sector público ofrece un nivel educativo malo, a veces pésimo. Esto se nota a la hora de ingresar a la universidad, pues los alumnos de colegios privados acceden a las mejores vacantes y tienen mejores perspectivas de futuro que los demás. Chile ha demostrado en los últimos veinte años una relativa buena calidad en la educación universitaria, algo que no ha logrado disimular las carencias de la enseñanza pública. Las mejoras en ese sentido, que han intentado los gobiernos pasados, no han surtido efecto.

   Un análisis de la revista The Economist, que afirma que la reforma “es un ambicioso intento de obtener incentivos correctos en el aula”, señala que los resultados de la prueba PISA, si bien ponen a Chile como ejemplo en América Latina –saca los mejores resultados en Lenguaje y Ciencia–, dejan al descubierto las desigualdades socioeconómicas y la falta de ayudas a los alumnos pobres para superar las desventajas. “En las últimas pruebas nacionales, los puntajes de matemáticas de los alumnos de primaria de cuarto año de la quinta parte más rica de la población, son un 35% superior a los del quinto más pobre”, indica la publicación británica.

   Para The Economist, el problema se encuentra en la disparidad de recursos entre la enseñanza pública y la privada. “El financiamiento por alumno recibido por las escuelas públicas es de aproximadamente 100 dólares al mes, una décima parte o menos de las tarifas aplicadas por las escuelas privadas que sirven a los ricos”.

   Sin embargo, no todos son ricos, pues entre todos ellos forman la mayoría. Chile es el único país de la OCDE –junto con Bélgica– en el que hay más alumnos en la enseñanza privada que en la pública, la cual tiene un porcentaje de matrículas del 40-45%.

   Reforma “privatizadora”

   Los líderes universitarios, los sindicatos de la educación, los defensores del sector público y los dirigentes estudiantiles en general critican la reforma, a la que tildan de economicista y privatizadora. Creen además, que es inadecuada la reducción de horas en materias como Historia o Ciencias Sociales, y el aumento de la carga horaria en clases de Matemáticas y Lenguaje.

   Lo cierto es que se vendrán protestas en este verano austral en Chile, especialmente en Santiago. Durante la discusión de la reforma en el cámara baja, ya las hubo en las graderías del Parlamento. Los representantes de diferentes ámbitos de la educación anunciaron movilizaciones para las próximas semanas. “Esto está recién empezando y va a venir una larga batalla”, advirtió el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo.

   Por Pedro Doutor. Con la autorización de: www.aceprensa.com
——————-
Otros temas relacionados:
Enseñanza pública no uniformada
Incrementar la eficacia académica
Otros artículos sobre REFORMAS
Vídeos de Cultura de la vida: Cuidados paliativos

Enviar a un amigo

Anuncios