Niño, nunca hagas daño

   A las criaturas que están vivas;

   Que vuele el amable petirrojo

   A tu hogar en busca de migajas,

   Pues cuando le ofrezcas alimento

   Él te pagará con su canción.

   A la tímida liebre no lastimes

   Cuando asome en los verdes
pastizales;

   Que se acerque a jugar y retozar

   En el césped al final del día.

   La alondra raudamente se remonta

   Al cielo y sus ventanas rutilantes,

   Con un canto de eterna primavera,

   Con un vuelo de ala infatigable.

   ¡Deja que entone su dichoso canto!

   No lastimes a estas criaturillas.

   William J Bennett. El libro de las virtudes. Vergara.

   SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

   Objetivo.- Tener compasión de los animales y no hacerles daño.

   Contenido.-Ecología

   Es el valor que nos hace considerar y actuar en favor de la protección del medio ambiente, los recursos naturales y toda forma de vida, incluyendo la propia.

   ¿Cuál es el resultado de la conciencia de este valor? Primeramente la solidaridad que debemos a nuestros semejantes, tal vez no está en nuestras posibilidad acudir al sitio de una catástrofe, pero si podemos contribuir en la protección de nuestra comunidad; paralelamente surge el respeto por las personas y la naturaleza, que son inseparables y dependientes entre sí. Dicho de otra forma, representa el compromiso personal por servir a los demás, procurando espacios limpios que faciliten un modo de vida digno para todos.  

   Actividades.-    1. Hacer copias para los alumnos.

   2. Leer en voz alta esta poesía y el profesor comprueba la comprensión.

   3. Contestar por escrito a estas preguntas:

    a) ¿Qué se dice del petirrojo?

    b) ¿Cómo paga el favor recibido el petirrojo?

    c) ¿Qué hacer con la liebre?

    d) ¿Y con la alondra?

    e) ¿Qué nos enseña esta poesía?

    f) ¿Cómo podemos cuidad mejor a los animales?

   4. Copiar en la pizarra las contestaciones a la pregunta f). 
————–
Otros temas relacionados:
Plan de Formación
Mayo
Ecología
Ecologismo

Enviar a un amigo

Anuncios