Los filisteos devolvieron a los israelitas el Arca de la Alianza y estos pensaron que con ella vencerían a los filisteos en las próximas batallas. Pasaron veinte años, pero no lograban triunfar. Samuel habló al pueblo para decirles cuál era la causa de sus derrotas:

    -Apartad de vosotros a los dioses extranjeros, arrojad los ídolos y disponed vuestro corazón para servir a Dios. Sólo así os libraréis de los filisteos.

    A propuesta de Samuel el pueblo se congregó en Masfa para celebrar una jornada de penitencia, con ayuno y oración. Los filisteos se enteraron de esta gran concentración y movilizaron el ejército para caer por sorpresa sobre la multitud. Los israelitas al saberlo se llenaron de pánico y pidieron a Samuel que no cesara de orar por ellos. Mientras ofrecía el sacrificio estalló una gran tormenta con relámpagos y truenos, que descargó sobre los enemigos, emprendiendo la huida. Los israelitas los persiguieron y obtuvieron la primera victoria en muchos años.

    Durante la vida de Samuel se recuperaron algunas ciudades y hubo un largo período de paz. Cuando se hizo viejo creyó que sus dos hijos le tenían que suceder como jueces. Pero se reunieron los jefes de tribu para decirle que no aceptaban a sus hijos, sino que querían que les nombrara un rey, como lo tenían los otros pueblos. A Samuel la idea no le pareció buena porque sólo Dios era el Rey de Israel. Los jefes insistieron. Acudió a Dios, que le dijo: “Atiende su ruego”.  Samuel les pidió tiempo para pensar.

    Días después convocó al pueblo en Masfa y presentó al rey. Era de buena presencia y destacaba por su estatura. Toda la gente exclamó: “¡Viva el rey!”

    Samuel renunció a sus funciones de juez, y recordó al pueblo que Dios está por encima del rey.

    (1 Samuel 7; 8; 12)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 98) 

   SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

   Objetivo.- Arrepentirnos de los pecados y acudir a la Confesión.

   Contenido.- Reaparece de nuevo la figura de Samuel en el momento en que el pueblo se arrepiente y se convierte. El autor sagrado perfila la misión de Samuel como un nuevo Moisés en las tres funciones fundamentales: como profeta predica al pueblo moviéndole a la conversión e intercede por ellos; como sacerdote ofrece holocaustos al Señor; como juez y guía del pueblo garantiza un largo periodo de paz. Con él se va a cerrar la etapa de jueces dirigentes.

       (Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Sagrada Biblia. Libros históricos. Página 284. Nota 7, 2-17. EUNSA. Pamplona)

   Actividades.- 

   1. Los alumnos leen este texto en voz alta y contestan a estas preguntas:

                a) ¿Cuál era la causa de las derrotas de los israelitas?

    b) ¿Para qué se congregó el pueblo en Masfa?

    c) ¿Cómo obtuvieron una victoria sobre los filisteos?

    d) ¿Qué pidieron los israelitas?

   2. Leer algunas contestaciones de los alumnos. 
————-
Otros temas relacionados:
Jesús junto al pozo de Jacob (Servicio)
La legalización del aborto en EEUU
Plan de Formación
Agosto

Enviar a un amigo

Anuncios