noviembre 2011



    AUn joven llamado Saulo guardaba sus mantos de los que apedreaban a Esteban. Era natural de Tarso de Cilicia. Con cartas de autorización del Sumo Sacerdote, se dirigía a Damasco para apresar allí a cuantos discípulos encontrara y llevarlos atados a Jerusalén. En el camino, cerca ya de la ciudad, de repente se sintió envuelto por una cegadora luz que venía del cielo; cayó por tierra y oyó una voz que le decía:

       – Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? (más…)


    En la ciudad de Modín vivía el sacerdote Matatías. Tenía cinco hijos: Juan, Simón, Judas, Eleazar y Jonatás. Llegaron a Modín emisarios del rey Antíoco para forzar a la apostasía y a que ofrecieran sacrificios a los ídolos. Matatías se negó diciendo:

    -Aunque todos obedezcan al rey, mis hijos y yo seguiremos la Ley de nuestro Dios. (más…)


    Medio de primer orden en la escuela de la voluntad y del desarrollo del carácter es el trabajo, el deber diario cumplido con alegría. Con celo. (más…)


    Los Apóstoles necesitaban más tiempo para dedicarse a la oración y a la predicación. Impusieron sus manos sobre siete varones a los que llamaron diáconos, para confiarles la misión de ayudarles. Uno de estos diáconos era Esteban. (más…)


    Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino y celebraba cada día espléndidos banquetes. Un pobre, de nombre Lázaro, estaba echado en su portal, cubierto de úlceras, y deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico, pero nadie le daba algo; los perros venían a lamerle las úlceras. Sucedió, pues que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado en el infierno. En medio de los tormentos, levantó los ojos y vio a Abraham desde lejos y a Lázaro en su seno, y gritando dijo: «Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que, con la punta del dedo mojado en agua, refresque mi lengua, porque estoy atormentado en estas llamas.» Dijo Abraham: «Hijo, acuérdate de que recibiste tus bienes en vida y Lázaro recibió males, y ahora él es aquí consolado y tú eres atormentado. Además, entre nosotros y vosotros hay un abismo insondable, de manera que los que quieran atravesar de aquí a vosotros no pueden, ni tampoco pasar de ahí a nosotros.» Y dijo: «Te ruego que, siquiera, le envíes a casa de mi padre porque tengo cinco hermanos, para que les advierta a fin de que no vengan también ellos a este lugar de tormento.» Y dijo Abraham: «Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen.» El dijo: «No, padre Abraham; pero si alguno de los muertos fuesen a ellos, harían penitencia.» Y Abraham le contestó: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se dejarán persuadir si un muerto resucita.» (más…)


    Había una vez una niña que se llamaba Marta. Vivía en una casita situada en un valle, a la derecha encima de una montaña estaba el pueblo blanco (le llamaban así porque la mayoría del tiempo estaba cubierto de nieve) y al otro lado, sobre una colina, se encontraba el pueblo verde (estaba siempre lleno de césped). (más…)
10.gif

   Desde el comienzo del pontificado, la acción y las palabras de Benedicto XVI han sido presentadas de un modo distorsionado que ha producido continuas incomprensiones en la opinión pública. El origen de estos prejuicios es el tema del libro Attacco a Ratzinger, escrito por dos vaticanistas italianos, Andrea Tornielli de Il Giornale y Paolo Rodari de Il Foglio. El libro, publicado por Piemme, ha provocado un debate sobre el tratamiento mediático que está recibiendo el Papa. (más…)
Relatos

   En España existen organizaciones secretas, ¿qué riesgos entraña admitir sociedades ocultas que maniobran con sigilo en la política y otros ámbitos de la sociedad? (más…)
Educación sexual

   Con su libro de 2003, Repensar la prevención del sida, el investigador Edward Green puso sobre la mesa lo que estaba funcionando y lo que estaba fallando en la lucha contra el sida en África. Y lo que decía era una voz disonante en el coro de los que todo lo cifraban en la distribución de preservativos. Ahora, Green muestra en su nuevo libro Broken Promises (Promesas rotas) cómo “el AIDS establishment ha traicionado al mundo en desarrollo” al imponer unas estrategias equivocadas que renuncian a cambiar las conductas sexuales de riesgo. (más…)
Carácter

   “El señor de las moscas” es una magnífica novela de William Golding. Cuenta la historia de una treintena de chicos ingleses que son los únicos supervivientes de un accidente aéreo. Deben organizar su vida ellos solos en una pequeña isla desierta, sin ayuda de ningún adulto. Agrupados en torno a dos jefes, Ralph y Jack, pronto comprueban que convivir no es tarea sencilla. Aparecen los primeros conflictos, difíciles de resolver en aquella situación, y finalmente estalla la violencia, que desemboca en una guerra abierta entre ellos, con trágicas consecuencias. (más…)