Tolerancia

   “Sin autoridad, no hay libertad. Sin seguridad no hay calidad de vida”, dice Duran i Lleida

   El candidato de CiU a las próximas elecciones generales habla en una entrevista a La Vanguardia sobre los valores, la cultura del esfuerzo en la educación, la familia y el aborto: “Si mi hija quisiera abortar intentaría reflexionar con ella para que no lo hiciera”, asegura

   El líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) y cabeza de lista de CiU a las próximas elecciones generales del 20 de noviembre, Josep Antoni Duran i Lleida, se manifestaba este domingo, 9 de octubre, en una entrevista al diario La Vanguardia sobre diferentes cuestiones como la pérdida de valores en nuestra sociedad, la cultura del esfuerzo en la educación, la familia o el aborto.

   Duran i LLeida considera que actualmente vivimos en una sociedad donde la pérdida de valores es una constante. “Cada uno tiene su escala de valores, pero, en líneas generales, creo que vivimos en un país más maleducado que antes, donde se ha perdido el valor de la autoridad, que considero fundamental, empezando por la escuela, continuando por la familia y la sociedad en general”.

   “También se ha perdido el valor del esfuerzo. Y a todo esto también hemos contribuido los políticos con las actitudes y la legislación. Cuando le hemos quitado autoridad al maestro en la escuela, nos hemos cargado el principio de autoridad. Pasar de un curso a otro con muchas asignaturas suspendidas supone cargarse el principio del esfuerzo”, añade.

   Al mismo tiempo, el candidato de CiU a las generales advierte de que “a la familia se la ha castigado durante años, y es un elemento fundamental para que un país sea más fuerte. Con este panorama, no es extraño comprobar como, además de la crisis de valores, existe una demanda para recuperarlos”.

   “Por ejemplo, el valor de la responsabilidad. Hay demasiado individualismo, poco sentido comunitario. Prima la exigencia de los derechos y se olvidan con facilidad los deberes”, subraya.

   “Sin autoridad, no hay libertad”

   Cuando el entrevistador pide su opinión sobre la ausencia de disciplina en España, Duran responde que no tiene ninguna duda al respecto: “y lo digo sin complejos. Falta disciplina en las familias, en la escuela, en la sociedad, en las administraciones”,

   Así lasa cosas, “tenemos un gran camino por recorrer. Y ello no significa ser de derechas. Sin autoridad, no hay libertad. Sin seguridad, no hay calidad de vida”.

   Hay alternativas al aborto

   Por otra parte, el líder de Unió opina que hay suficientes alternativas al aborto como para evitar esa decisión ‘final’. Así lo manifiesta en la entrevista al contestar a la pregunta de “qué le diría a una de sus hijas si le planteara que desea abortar”.

   Duran i Lleida asegura que
“intentaría reflexionar con ella para que no abortara. Y decirle que ese bebé tendría una gran acogida por parte de sus abuelos. Y que ella querría a ese niño o niña, al igual que sus abuelos”.

    “También le diría que si no lo quisiera, hay mucha gente que desea adoptar. De todos modos, después de este planteamiento, si ella persistiera en su idea, la apoyaría porque sería su decisión. En cualquier caso, creo que los valores que he transmitido influirían decididamente”.

   ¿Un inmigrante en la familia?

   La siguiente pregunta, en un terreno asimismo concerniente a su familia, se refiere a la posibilidad de que un inmigrante se integrara en la misma al casarse con su hija y él no aceptara las costumbres de aquí.

   Duran lo tiene claro: “pues tendría un disgusto. No por el hecho de ser inmigrante, sino por ser una persona que no quiere integrarse en nuestra sociedad. Difícilmente pensaría que una persona así podría hacer feliz a mi hija”.

   “Ahora bien, si ellos se quieren y para ella fuera prioritaria esa relación, pues desearía lo que ella deseara. Pero no me gustaría. E insisto en que no tiene nada que ver el hecho de que fuera inmigrante. Cada vez más tenemos que acostumbrarnos al mestizaje, pero pido a los inmigrantes que, además de pensar en sus derechos, piensen en el sentido del compromiso con la comunidad que les acoge”, concluye.

   El valor de la familia y la amistad

   Cabe recordar que Duran i Lleida, el político más valorado de España, tuvo que superar un cáncer hace tres años, una situación que de alguna manera ‘remodeló’ su escala de valores.

   “Valoro más la familia, la amistad y todos los instantes de mi vida. Yo viví el cáncer que sufrió y mató a mi madre. Fueron once meses. Traté de verla todo lo que pude. Aquello fue un sufrimiento enorme. Lo mío no fue nada”, explica.

   “Me acuerdo de que le pregunté abiertamente a la radióloga si tenía cáncer, ella me dijo que sí, y me estrechó la mano. Lloré y le dije, vamos a por todas. Me preguntaron si quería operarme ya o esperar a que pasara la campaña electoral, y yo no lo dudé: ahora mismo, tanto me da la campaña electoral”, recuerda.

   También evoca en la entrevista los malos momentos vividos: “Nunca olvidaré las 48 horas que pasé desde que me dijeron que tenía cáncer hasta que entré al quirófano. Le pedí al padre Doménech, aquel franciscano del que hablábamos antes, que me diera la extremaunción. Pasó toda mi vida por delante en 48 horas, lo bueno y lo malo, por lo que pedí perdón”.

   Con la autorización de: www.forumlibertas.com
———————-
Otros temas relacionados:
Respeto y autoridad
El ejercicio de la autoridad
Otros artículos sobre TOLERANCIA
Enviar a un amigo
Descargas de CÁLCULO

Anuncios