10.gif

   SITUACIÓN:
   
   Durante las vacaciones de verano Nuria está saliendo con un chico extranjero que vive desde hace unos meses en su ciudad. Se llama Michael y tiene 17 años, como ella. Es buen estudiante, y bastante inquieto intelectualmente. Los hermanos de Nuria, para meterse un poco con ella, le llaman “el filósofo”, y le toman el pelo por su modo de ser un tanto seguro y sentencioso.

   
   Michael es protestante, pero asegura ser muy respetuoso con las creencias de los demás. Dice que no hay ningún problema en que Nuria sea muy católica y él no. Afirma que “en el fondo apenas hay diferencia”, puesto que los dos están de acuerdo en lo fundamental: “Creo que vosotros – dice Michael – tenéis un concepto un tanto estrecho del cristianismo. No deben verse las diversas iglesias como rivales, sino como complementarias. Todos vamos a lo mismo, y entre todos podemos proporcionar una oferta religiosa más completa.”    

   Pasadas unas semanas, se fue viendo que, a pesar de todo lo dicho, Michael pertenecía a un sector protestante bastante hostil hacia el catolicismo. Aseguraba que la Iglesia católica era arrogante y orgullosa, que miraba a las personas de las demás iglesias como destinadas a la condenación, que habían puesto a un hombre – al Papa – en el lugar de Jesucristo, y que pretendían imponer una moral agobiante a base de amenazas. Discutía bastante sobre esto con Nuria. Ella intentaba rebatirle – con muy poco éxito –, aunque ante sus padres y sus hermanos siempre defendía a su novio. Decía que aunque Michael fuera crítico con la Iglesia, luego la acompañaba a Misa los domingos y le había dicho que respetaría siempre sus creencias.    

   OBJETIVO:    

   Lograr que Nuria sepa entender y explicar bien su fe.    

   MEDIOS:    

   Abordar con profundidad los puntos que Michael plantea.    

   MOTIVACIÓN:    

   Los padres de Nuria no tienen mucha formación religiosa, y no saben bien cómo responder a todas esas cuestiones. Lo comentaron con Juan, que es el hermano mayor y siempre ha estado muy unido a Nuria.    

   HISTORIA:    

   Juan invitó a su hermana y a Michael a un día de excursión. Tuvieron tiempo de hablar con calma. No tardaron en entrar en materia, pues a Michael le encantaba hablar sobre esto y se sentía muy seguro. Juan le preguntó por qué tenía tanta animadversión hacia la Iglesia católica, sobre todo después de defender que no había que ver a las diversas iglesias como rivales. “Es por que los católicos – contestó – han pervertido la fe cristiana y el verdadero seguimiento de Jesucristo”.    

   Pararon a la orilla de un río y siguieron charlando mientras Nuria se metía un rato en el agua. En determinado momento, Juan preguntó a Michael: “Y si os casarais Nuria y tú, ¿dejarías que vuestro hijo fuera católico?”. Él contestó: “Nuria ya se va dando cuenta de que está engañada en la Iglesia católica. Desde luego, a mis hijos les ahorraré ese paso.”    

   Nuria había vuelto ya del río y estaba unos metros más atrás, pero Michael no advirtió su presencia. Ella escuchaba con atención. La conversación siguió, y fue quedando claro que Michael no era tan tolerante como al principio se presentó. Juan estuvo comentando que el Nuevo Testamento recoge en varias ocasiones que Jesucristo fundó una sola Iglesia, y que la Iglesia es la Esposa de Cristo – y solo puede haber una esposa –, y que es universal, sin restricciones ni exclusivismos. La Iglesia católica no ve a las demás iglesias como “rivales”, ni a sus miembros como “destinados a la condenación”. Reconoce en ellas muchos elementos de santificación y de verdad, pues Cristo se sirve de ellas como medios de salvación, aunque su fuerza proviene de la plenitud de gracia y de verdad que Cristo ha confiado a la Iglesia católica.    

   RESULTADO:    

   Aquel día de excursión fue muy provechoso para los tres. Juan acabó sabiendo bastante sobre las iglesias protestantes, Michael tuvo oportunidad de conocer mejor la realidad de la Iglesia católica, y Nuria de darse cuenta de que la postura de su novio en lo relativo a la fe no dejaba casi ningún margen en cuanto a la educación de los hijos: se lo había escuchado bien claro. Como ella siempre consideró este punto como muy importante, aquel noviazgo no duró mucho.    

   Alfonso Aguiló. Con la autorización de: www.interrogantes.net
—————-
Otros temas relacionados:
Los siete errores de las chicas
El amor humano
Otros artículos sobre RELIGIÓN

Enviar a un amigo

Anuncios