10.gif

   “Nosotros, pareja gay, decimos no a las adopciones gay. Basta de hijos de la química y úteros en alquiler;… la familia no es una moda pasajera, es un sentimiento de pertenencia”, afirman los diseñadores. Elton John les tacha de “retrógados” y lanza el hashtag #BoicottDolceGabbana

   Domenico Dolce y Stefano Gabbana constituyen una de las parejas homosexuales más famosas en el mundo de la moda tras la creación de la marca Dolce & Gabbana. Sin embargo, en los últimos días han levantado una auténtica polvareda al defender a capa y espada la figura de la familia: “la única familia es la tradicional”, afirmaban el pasado 11 de marzo en declaraciones a la revista Panorama.

   Tras la Semana de la Moda de Milán, donde hicieron desfilar modelos embarazadas caminando de la mano con niños, en un particular homenaje a la maternidad, los populares diseñadores ensalzaron la familia y rechazaron la adopción homosexual.

   “Nosotros, pareja gay, decimos no a las adopciones gay. Basta hijos de la química y úteros en alquiler. Los hijos deben tener un padre y una madre”, afirmaron en la larga entrevista al semanario.

   Sus declaraciones han provocado la
reacción inmediata de personalidades favorables al matrimonio y adopción entre personas del mismo sexo de la talla de Elton John, Ricky Martin, Courtney Love, Martina Navratilova, que se han apresurado a condenar las palabras de Dolce & Gabbana.

   “Tú naces y hay un padre y una madre”

   “La familia no es una moda pasajera. En ella hay un sentido de pertenencia sobrenatural”, explica en la entrevista Gabbana. Por su parte, Dolce insiste: “no hemos inventado nosotros la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así”.

   “Por eso no me convencen los que yo llamo hijos de la química, niños sintéticos; úteros en alquiler, semen elegido de un catálogo. Y luego vete a explicar a estos niños quién es la madre. Procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones”, concluye Dolce.

   Frente a quienes defienden diversos modelos de familia, Stefano Gabbana hace una observación basada en la cotidianidad que vive como estilista: “Es como en El Gattopardo (la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa), todo debe cambiar para que todo siga igual. Todo ha quedado y sigue igual: las familias de entonces y las de hoy, las jóvenes modelos son con sus hijos exactamente como lo fueron sus madres, con los mismos miedos y las mismas angustias”.

   A la pregunta de si hubieran deseado ser padres, Gabbana responde que “sí, lo haría de inmediato”, mientras Dolce explica sus límites: “soy gay, no puedo tener un hijo. Creo que no se puede tener todo en la vida. Es también bello privarse de algo. La vida tiene un recorrido natural, hay cosas que no se deben modificar. Una de ellas es la familia”.

   #BoicottDolceGabbana

   Entre las diferentes reacciones que
han provocado las declaraciones de Dolce & Gabbana, cabe resaltar la airada respuesta de la estrella del pop británica Elton John, que junto a su pareja David Furnish tiene dos hijos obtenidos con las técnicas de fecundación in vitro y que ha pedido públicamente el boicot contra la firma de moda lanzando el hashtag #BoicottDolceGabbana.

   El rey del pop ha colocado al mismo tiempo en Instagran una foto de los dos estilistas calificándolos como “antiguos” y “retrógrados”, al tiempo que les advierte: “¿Cómo os permitís decir que mis maravillosos hijos son ‘sintéticos’? Avergonzaros por haber apuntado el dedo acusador contra la fecundación in vitro, un milagro que permite a legiones de personas que se aman, heterosexuales y homosexuales, de realizar su sueño de tener hijos”..

   Y sigue: “vuestro pensamiento es arcaico y no está en sintonía con los tiempos, al igual que vuestras creaciones de moda”. Para concluir con estas palabras: “nunca jamás llevaré algo de Dolce & Gabanna”.

   Tras la estela de Elton John, otras estrellas del mundo del espectáculo, defensores del matrimonio y adopción homosexual, han condenado también la defensa de la familia tradicional hecha por Dolce & Gabbana, con infinidad de comentarios en Facebook, Twitter e Instagram.

   Entre ellos, Courtney Love Cobain se ha adherido de inmediato: “he recogido todos mis vestidos Dolce & Gabbana y los quiero quemar. No tengo palabras”. También la ex tenista Martina Navratilova, que se casó en diciembre con Julia Lemigova, ha escrito: “Wow no tenía ni idea. Habrá que ver si estas estupideces hacen mal a su cuenta corriente en el banco. #BoycottDolceGabbana”.

   Por su parte, Ricky Martin, que ha tenido dos hijos de madre en alquiler, se ha sumado a la campaña de boicot.

   Ante toda esta serie de reacciones y la repercusión en las redes sociales, Stefano Gabbana ha mostrado comprensión ante estas opiniones: “Creemos firmemente en la democracia y pensamos que la libertad de expresión es una base imprescindible”.

   “Nosotros hemos hablado sobre nuestro modo de sentir la realidad, pero no era nuestra intención expresar un juicio sobre elecciones de otros. Creemos en la libertad y en el amor”.

   Por su parte, Domenico Dolce ha declarado: “soy siciliano y he crecido con un modelo de familia tradicional, compuesto por madre, padre e hijos. Sé que hay otras realidades y es justo que existan. Se me han transmitido los valores del amor y de la familia. He sido educado así, pero esto no quiere decir que no apruebe otras decisiones”.

   Y el director de la revista Panorama, Giorgio Mulé, ha enviado un mensaje a Elton John, invitándole a serenarse: “Pruebe a aceptar las ideas diversas. Es un buen ejercicio de democracia, y además es fácil”.

   Dolce & Gabbana, icono gay. Original de www.forumlibertas.com
————-
Otros temas relacionados:
El matrimonio, algo más que una palabra
Los niños necesitan un papá y una mamá biológicos
Otros artículos sobre HOMOSEXUALIDAD
Temas interactivos sobre LOS NOVIOS

Enviar a un amigo

Anuncios