PF a) Enero



    Dijo Jesús esta parábola:

    -Un padre tenía dos hijos. El menor le exigió un día su parte de herencia para administrárselo él libremente. El padre les repartió la hacienda y este hijo menor, una vez convertida su herencia en dinero se marchó a un país lejano. (más…)

La Virgen


   Carlos es un chico de tu edad. Destaca por su bravura en lograr las metas que se propone y por su esfuerzo para hacerlas lo mejor que puede. Un día me dijo: «Con frecuencia rezo el Santo Rosario o algún misterio. Aunque lucho, a veces me distraigo. ¿Qué puedo hacer para evitarlo?». Me agradó su pregunta. Descubrí en ella su amor a la Virgen y el deseo de no hacer las cosas a medias. (más…)


    La formación del carácter tiene un crecido número de obstáculos, y no es raro que muchos jóvenes tropiecen con ellos y echen a perder su carácter. (más…)


    Y sucedió que uno de sus discípulos le dijo:
    -Señor, enséñanos cómo se debe orar, como Juan enseñó a sus discípulos. (más…)


       ¿Qué le puedes contar a Jesús en la visita?
   Lee despacio este punto de Camino y encontrarás la respuesta. «No dejes la Visita al Santísimo. -Luego de la oración vocal que acostumbres, di a Jesús, realmente presente en el Sagrario, las preocupaciones de la jornada. -Y tendrás luces y ánimo para tu vida de cristiano» (Camino, n. 554). (más…)


    Bondadoso y amable era San Francisco, no sólo con los hombres sino con todas las criaturas vivientes. Hablaba con los pájaros como si fueran sus hermanos del aire, y no soportaba que les hicieran daño. (más…)


    El profeta Jeremías era hijo del sacerdote Helcías. Fue educado en el temor de Dios y en los preceptos de la ley. Oyó la palabra del Señor que le decía:

       – “Antes de que te formaras en el vientre de tu madre te conocí, y te consagré como mensajero mío ante los hombres”. (más…)


    Sucedió hace bastantes años en un campo de concentración en Francia. Había en él muchos refugiados españoles. Un sacerdote solía subir al estrado y explicaba a su auditorio temas de religión. Un día les habló de Dios y de su existencia. Cuando terminó el sacerdote de explicar sus ideas, preguntó al auditorio si alguno quería exponer algo. (más…)


    Manolo andaba lentamente por las calles de la ciudad. A menudo miraba atrás por si alguien le seguía. Tenía miedo de todo, de encontrarse con algún conocido, con la policía o con algún ladrón. Se encontraba mal y tenía frío. Diciembre avanzaba y pronto llegaría Navidad. (más…)


    Muerto José y todos sus hermanos, los hijos de Israel se multiplicaron como la hierba, y, poderosos en gran manera, llenaron el país. Entretanto se alzó en Egipto un nuevo rey, el cual nada sabía de José. Y dijo a su pueblo:
       – Bien veis que el pueblo de los hijos de Israel es muy numeroso y más fuerte ya que nosotros. Vamos, pues, a oprimirlo, no sea que siga multiplicándose más y más; y que, sobreviniendo alguna guerra contra nosotros, se agregue a nuestros enemigos, y después de habernos vencido se vaya de este país. (más…)


    Jorge era un muchachito de seis años. Pertenecía a una familia protestante. Un día entró por curiosidad en una Iglesia católica y escuchó el rezo del Avemaría. Volvió varias veces a la misma Iglesia a oír aquella oración que le parecía maravillosa e inefable. (más…)


    Érase una vez un pastorcito que cuidaba su rebaño a cierta distancia de la aldea. Una vez pensó en gastar una broma para divertirse a costa de los aldeanos. Corrió a la aldea gritando a todo pulmón:

    -¡Lobo! ¡Lobo! ¡Socorro! ¡Un lobo ataca mis corderos! (más…)

visitacion2


    Nuestra Señora al conocer por la revelación del ángel la necesidad en que se hallaba su prima Santa Isabel, próxima ya al parto, se apresura a prestarle ayuda, movida por la caridad. (más…)

servi104


    Se trata de una dulce leyenda de la Edad Media. Está amaneciendo en el lugar donde se halla el monasterio de Leyre, en Navarra. En la huerta conventual reina un silencio lleno de paz y serenidad. Un poco antes de salir el sol, un pájaro ha roto el silencio con un dulce trino. Y a los pocos momentos, todos los pájaros, gorriones y jilgueros llenan el aire de cantos y alegría. (más…)

servi102


    Cartago envió una embajada a Roma para pedir la paz. Confiose la legación al romano Régulo, que estaba preso, y se le exigió el juramento de volver a la cautividad si la misión no alcanzaba éxito. Puedes imaginarte la emoción de su alma al ver de nuevo a su amada Roma. Y habría podido quedarse allí, en su patria, definitivamente, caso de conseguir la paz. (más…)

anunmurillo


    En el sexto mes fue enviado el ángel Gabriel de parte de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David, y el nombre de la virgen era María. Y habiendo entrado donde ella estaba, le dijo:
    -Dios te salve, María, llena de gracia. El Señor está contigo; tú eres la escogida entre todas las mujeres. (más…)

since63


    El día 20 de Enero de 1902 salía de La Habana el trasatlántico «Alfonso XIII». Llevaba a bordo numerosos pasajeros. Después de una navegación feliz, cuando ya iba a puerto, tuvo la desgracia de quedar varado en las costas de Florida. (más…)

 gene82


    El sol viajaba por el cielo, contento y triunfante en su carro de fuego, lanzaba sus rayos por todo el mundo, cosa que provocaba la indignación de una nube con un humor tempestuoso, que criticaba:

    -“Derrochador, más que derrochador, tira, tira tus rayos. ¡Ya lo verás, ya, cuántos te quedarán al final!” (más…)

saulydavid.jpg 

     El alma de Jonatán se unió estrechamente con el alma de David, y amole Jonatan como a su propia vida.

    Los éxitos militares de David le dieron mucha popularidad.  Cuando regresaba de alguna incursión  contra los filisteos, las mujeres lo recibían danzando y cantando.  Esto irritaba mucho a Saúl y empezó a tenerle tanta envidia que quiso matarlo.  Por dos veces, estando David tañendo el arpa para calmar su melancolía, le arrojó la lanza para atravesarlo, pero esquivó el golpe en ambas oportunidades y huyó de su presencia. (más…)

louvnt17.jpg

Cuando visitas a una persona importante, te preparas con mucho cuidado: vas limpio, peinado, con el mejor traje, la corbata bien puesta y los zapatos brillantes.  Si tú y yo hacemos esto con las personas de la tierra, ¿cómo tendremos que prepararnos para recibir a Jesús, que es nuestro Dios? (más…)

Página siguiente »