PF j) Octubre



    Al tiempo que gobernaban los jueces, hubo hambre en la tierra. Elimelec, con su esposa Noemí, sus dos hijos y el resto de la familia emigraron a la región de Moab. Los hijos se casaron con dos muchachas moabitas, Orfa y Rut. Murió Elimelec y, años más tarde, también murieron sus dos hijos por lo que las tres mujeres se quedaron viudas. (más…)


    Antes de subir a los cielos Jesús quiso despedirse de sus discípulos y darles las últimas enseñanzas. Les dijo:
       – Así está escrito: que el Cristo tiene que padecer y resucitar de entre los muertos al tercer día, y que se predique en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las gentes, comenzando desde Jerusalén. Vosotros sois testigos de estas cosas. Y sabed que yo os envío al que mi Padre ha prometido (refiriéndose al Espíritu Santo). Vosotros permaneced en la ciudad (Jerusalén) hasta que seáis revestidos de la fuerza de lo alto. (más…)


    El segundo modo de ejercitar la voluntad es la perseverancia, la constancia, la paciencia. Uno de los más renombrados psicólogos americanos, James, aconseja a los jóvenes que hagan cada día algo en contra de sus inclinaciones para afirmar el dominio sobre sí mismos. (más…)

Formación


    Jesús se apareció otra vez a sus discípulos en el mar de Tiberiades. Estaban juntos Simón Pedro, Tomás llamado Dídimo, Natanael que era de Caná de Galilea, Santiago, Juan y otros dos. Salieron a pescar y subieron a una barca, y aquella noche no pescaron nada. Llegada la mañana, se puso Jesús a la ribera, pero no conocieron los discípulos que era Jesús. (más…)


    Cuenta Santa Teresita del Niño Jesús que oyó hablar de un famoso criminal llamado Pranzini, condenado a muerte por crímenes horrendos. El criminal, que había oído en la cárcel su sentencia de muerte, no quería arrepentirse de su vida pasada; no quería confesarse y, por tanto, hacía temer su eterna condenación. (más…)


    Éranse una vez tres cerditos que querían construir sus propias casitas. Cada uno eligió su lugar en un claro del bosque donde hacer la construcción. El primer cerdito vio que había por allí algo de paja y pensó: “Será fácil construir mi casita con esa paja.” Y eso es precisamente lo que hizo. (más…)


    Ciro, el fundador del imperio persa, venció a los asirios y Babilonia cayó en su poder. El año 538 antes de Cristo dictó un decreto en el que animaba a los judíos a que regresaran a su patria después de unos sesenta años viviendo en el desierto y reedificaran el templo; alentó a los que se quedaran a que colaboraran con oro, plata y otros donativos para la casa de Dios en Jerusalén; devolvió 5.400 vasos sagrados que habían sido robados por los babilonios. (más…)


    Era un señor muy rico, que vivía en la más completa soledad. Una mañana lo encontraron asesinado. Estaba tumbado en el suelo y ensangrentado. Examinaron detenidamente el cadáver y vieron que tenía la mano derecha cerrada; se la abrieron y encontraron en ella un botón dorado cosido a un trozo de paño azul. El botón daba muestras de haber sido arrancado violentamente del traje del asesino en su lucha con la víctima. El asunto estaba claro. El Juez sacó consecuencias y dijo: «Este botón dorado con su paño azul pertenece a un traje de frac.» (más…)


    Érase una vez un cuervo sediento. Había volado mucho tiempo en busca de agua. (más…)


    Los hijos de Israel cometieron nuevamente la maldad ante los ojos del Señor, y por su falta de fe los entregó en manos de los filisteos por cuarenta años. Dios designó a Sansón para que luchara contra ellos. Tenía una fuerza física extraordinaria. (más…)


   Un día hablaba con Ricardo. La conversación derivó hacia el tema de la Comunión y le pregunté si lo hacía a menudo. Con alegría, satisfecho de sí mismo, me contestó: «Todos los domingos». ¿Y por qué no lo haces dos o tres veces por semana?». Se quedó pensativo y me dijo: «Porque me cuesta vencer mi pereza y comodidad». Me agradó que fuera tan sincero. Pensé que, si era valiente para decir la verdad, podría vencer los obstáculos que tenía para comulgar con frecuencia. Quise ayudarle a que entendiera la importancia de la Comunión. Por eso le hice esta pregunta: “¿Cuántas veces comes durante el día?”. «Cuatro», me contestó. «¿Y por qué lo haces?». «Para vivir y para crecer». «Muy bien, Ricardo». «Has acertado». (más…)


    Un niño halló un frasco de nueces en la mesa. (más…)

multiplica


    A Jesús le seguía una gran muchedumbre porque veían los milagros que hacía con los enfermos. Jesús subió al monte, y se sentó allí con sus discípulos. Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos. Jesús, al levantar la mirada y ver que venía hacia él una gran muchedumbre, dijo a Felipe:

       – ¿Dónde compraremos pan para que coman estos? (más…)

traba102


    Hasta hace algunos años era imposible hacer una operación quirúrgica en el mismo corazón. Hoy, gracias a Dios, la ciencia ha conseguido operar el corazón en estado de absoluto reposo. (más…)

servi102


    Sin el arte de decir “no”, es imposible que haya un joven de carácter. Cuando los deseos, las pasiones de los instintos se arremolinan en ti, cuando después de una ofensa la lava encendida de gases venenosos bulle en ti y se prepara a una erupción a través del cráter de tu boca, cuando la tentación del pecado te muestra sus alicientes, ¿sabes entonces con gesto enérgico pronunciar la breve y decisiva palabra. No? Entonces no habrá erupción. No habrá precipitación. No habrá golpes. No habrá disputa. (más…)

hijajairo


    Y habiendo cruzado de nuevo Jesús en la barca hasta la otra orilla, se reunió una gran muchedumbre a su alrededor mientras él estaba junto al mar. Viene uno de los jefes de la sinagoga, de nombre Jairo y, al verlo, se echa a sus pies, y le suplica con insistencia diciendo: Mi hija está en las últimas. Ven, impón tus manos sobre ella para que se salve y viva. (más…)

goretti5


    María Goretti era una muchacha de una delicada pureza de alma y cuerpo: poseía un rostro bello y encantador. Su madre, viuda, dedicada a la labranza, compartía la casa con un hombre viudo y un hijo de éste de veinte años. Las habitaciones estaban separadas, pero la escalera y la cocina servía para ambas familias. (más…)

gene83


    Una vez un hombre tuvo un sueño donde sus manos, pies, boca y cerebro se rebelaban contra el estómago. (más…)

    Dios le dijo a Jonás:

    -“Vete a Nínive, la gran ciudad, y predica en ella pues son muchos sus pecados”.

    Mas el profeta, para huir del mandato de Dios, bajó a Jope, pagó el pasaje y se embarcó en un navío que zarpaba para Tarsis (sur de España). Se desencadenó una tormenta tal que los marineros, por miedo a naufragar, arrojaron al mar la carga para aligerar la nave. Cada cual invocaba a su dios. Jonás se refugió en la bodega y dormía profundamente. Lo encontró el capitán y le mandó que se levantara e invocara también a su Dios. (más…)

Una vez que Jesús te ha perdonado por medio del sacerdote, tu alma se llena de gracia y de alegría.  De nuevo te sientes tranquilo y sin agobios.  Ponte entonces de rodillas, mejor cerca del Sagrario, y habla con el Señor.  Dale gracias por haberte acogido con tanto cariño y haber perdonado tus faltas.  Cuéntale, después, el propósito que has hecho para mejorar y pídele fortaleza para lograrlo.  Por último, cumple, con amor, la penitencia que te haya impuesto el sacerdote.  Esta te ayudará a amar más a Dios y te quitará parte del tiempo de purgatorio, merecido por los pecados confesados.  Hazla cuanto antes para evitar que se te olvide. (más…)

Página siguiente »